LATINOBARÓMETRO

Democracia y sindicatos: Virgilio Levaggi

La democracia no se reduce a la liturgia electoral. Elecciones libres y limpias no son suficientes para optimizar la gobernabilidad democrática. Hay que avanzar hacia una democracia en la que la agenda pública, estructurada por los ciudadanos, sea cumplida por las autoridades. En las democracias vigorosas las autoridades no se eligen para que hagan lo que quieran sino para que hagan lo que quieren y necesitan los ciudadanos. En democracia los ciudadanos deben participar activamente en la formulación y ejecución de la agenda pública.

En las sociedades actúa una gran variedad de grupos. Esta pluralidad debe convivir armónicamente. Para ello es necesaria una cultura cívica que aliente el respeto mutuo entre la gente y sus grupos y un estado de derecho que garantice las libertades de los individuos y de las instituciones a las que dan origen.

Dicha cultura y el ordenamiento jurídico deben lograr el equilibrio entre la pluralidad de intereses y evitar que cualquier persona o grupo monopolice la agenda común para avanzar únicamente los propios.

El funcionamiento correcto de la democracia exige –entre otras cosas– que los ciudadanos puedan formular sus preferencias y expresarlas a otros y al gobierno, mediante acciones individuales o colectivas. Dichas preferencias deben ser consideradas por igual, sin discriminaciones por contenido u origen. Para que ello se dé, el Estado tiene que garantizar las libertades de asociación y organización, tanto como las de pensamiento y expresión. En democracia son cardinales las asociaciones e instituciones representativas.

El último Latinobarómetro señala que, entre los principales pendientes de la agenda pública de las democracias de la región, está la redistribución de los frutos del crecimiento. Para responder a esta sentida necesidad de muchos son importantes las instituciones de índole socioeconómica, entre ellas las organizaciones de empleadores y las de trabajadores.

Los sindicatos son muy importantes pues, al representar y expresar adecuadamente los intereses de sus afiliados, contribuyen con la gobernabilidad democrática, a mejorar el quehacer productivo y las condiciones de trabajo. Desde su génesis los sindicatos han sido fundamentales para la edificación del bien común, especialmente a partir de su contribución específica para que se tutelen efectivamente los derechos laborales, económicos y sociales de quienes trabajan.

Los sindicatos pueden y deben contribuir con la humanización del mundo productivo y también con la afirmación de la democracia en el mundo. Además pueden contribuir a mejorar la productividad de las empresas, la competitividad de los países y a la generación de trabajo decente.

Una democracia sería incompleta si se prohibiera, limitara o ignorara la existencia de sindicatos. Vivir en democracia implica libertad de sindicación y participación sindical en la formulación y ejecución de las políticas de desarrollo.

Hoy, entre los ocho países entre los que Latinobarómetro 2011 recoge “percepción de injusticia en la distribución del ingreso” y simultáneamente “baja el apoyo a la democracia” están Honduras, República Dominicana y Costa Rica. Además, respecto de la información sobre “a quienes el salario no les alcanza y tienen grandes dificultades”, los primeros tres puestos en América Latina están ocupados por República Dominicana, Honduras y Nicaragua. No muy lejos aparecen El Salvador y Guatemala.

En épocas de crisis, como la de hoy, los más pobres no se benefician inmediatamente del crecimiento y son los primeros castigados con la desaceleración económica y la falta de empleos de calidad.

Para enfrentar estos desafíos deben buscarse respuestas integrales. Las agrupaciones socioeconómicas representativas deben participar en esta tarea. Entre ellas los sindicatos de trabajadores, especialmente en lo atinente a la generación de riqueza y la participación en ella; sin excluir el legítimo interés de sus integrantes en otras políticas públicas y aspectos de la democracia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código