PROCESO GRADUAL

Desburocratizar el gobierno: John A. Bennett N.

Muchos me comentan que yo odio al gobierno; eso no es cierto. Odio la “burrocracia” por el inmenso daño que causa. Lo que propongo es una corrección paulatina y gradual, en la medida de lo posible. Los malos caminos trillados a través del tiempo no pueden ser desandados así no más. Ello requiere una profunda toma de conciencia y el convencimiento de la opinión pública, para luego trazar una estrategia que desmantele los excesos y la corrupción. En resumen, favorezco un gobierno enfocado y limitado a lo que bien puede y corresponde ser centralizado. Pero siempre bajo la premisa de que la inmensa mayoría de la actividad económica y social corresponde a los ciudadanos, pues son aspectos que jamás se deben delegar al sistema político, menos al politiquero.

Tomemos de ejemplo a la educación. Estoy convencido de que esta debe ser desarrollada por la ciudadanía en sus empresas. Me refiero a las más de 850 escuelas privadas del país (la mayoría no es para ricos) que imparten mejor educación que las gubernamentales, a menor costo y sin los enredos que conocemos y toleramos. ¿Cómo podremos desarrollar una comunidad de ciudadanos independientes y autosuficientes? No tiene sentido suponer que un padre o madre criarán hijos autónomos, si la señal que les dan es algo como: “Yo tengo que hacer esto por ti, ya que tú eres un inútil que no lo puedes hacer por cuenta propia”.

Entonces, con todo eso en mente, ¿cómo desmantelamos los andamiajes de esos perversos y variadísimos subsidios? Y ello sin entrar al desmantelamiento de la brutal burocracia que, cual carrera de obstáculos, deben sortear los ciudadanos para tramitar casi todo. Al final del día, esto no ayuda a mejorar las cosas, más bien las empeora.

Un ejemplo del camino a seguir para devolver a los ciudadanos aquella actividad que le es propia lo tenemos en la descentralización, pero se trata de un camino largo y arduo. En Colombia ya se empezó a recorrer y creó problemas en sus fases iniciales. Es como preparar a un animal cautivo para que regrese a la naturaleza y pueda sobrevivir. Algo que no es cosa fácil, pero sí esencial.

El camino que nos queda es uno de oportunidades. Es decir, que tras convencernos de la necesidad de una reforma del Estado, debemos estar atentos a las oportunidades que se nos presenten para ir tomándolas de manera gradual. En la educación, una de esas rutas de gradualidad podría ser la escuela tipo chárter, que a pesar de no ser lo ideal, sí es un paso en mejor dirección. Otra sería dar más preponderancia a la educación privada y ver mejor su rol en aquello de los “objetivos del milenio”, pues la realidad es que en los informes casi ni se menciona dicho aporte.

Otro ejemplo de desmantelamiento fue dejar de exigirles a los jubilados que demuestren que estaban vivos, información que ya poseía el gobierno y solo tenía que usarla. Si los pilotos jamás renovamos nuestras licencias, como tampoco los médicos, ¿qué propósito tiene la renovación de las licencias de conducir? ¿Acaso se logra más seguridad con ello? Creo que es pura burocracia. Como vemos, no se trata de acabar con el gobierno, sino de lograr uno mucho mejor, que sirva para apoyar el cambio hacia una comunidad más autónoma y productiva.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código