PAZ EN COLOMBIA

Desmovilización, ¿utopía o realidad?: Severino Mejía

La desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no solo será un desafío para el Gobierno colombiano, sino para nosotros. ¿Qué impacto tendrá esto en Panamá? ¿Estarán todos los frentes alineados con la iniciativa de paz de sus dirigentes? ¿Tenemos algún plan previsto, ante los eventos futuros de esa desmovilización? Son preguntas que no deben caer en saco roto. Hay que responderlas con buen juicio y en atención a objetivos e intereses nacionales.

Tras años de estar involucrados en el conflicto interno, muchos combatientes de las FARC se incorporarán a los programas de atención humanitaria que ha desarrollado el Gobierno colombiano para darles asistencia laboral, de salud, educativa y psicosocial. Pero, ¿todos estarán dispuestos a sumarse a estas iniciativas gubernamentales? Es la pregunta a responder para desarrollar probables hipótesis.

Un gran número de los desmovilizados de las FARC han reincidido, tal como afirmó años atrás la Agencia Colombiana para la Reintegración. Otros se han incorporado a las temibles bandas criminales y a carteles de droga, que seguirán trasegando por Panamá con destino final a Estados Unidos.

Estoy seguro de que el Servicio Nacional de Fronteras debe tener un plan para esto, y habría que integrarlo al Consejo de Seguridad, a la Cancillería, al Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio de Salud, Aduanas, Migración, Cuarentena, a la Gobernación de Darién y demás autoridades de la provincia y, por supuesto, el Ministerio de Seguridad.

Pienso que una vez se concrete la paz en Colombia, dicho proceso no será instantáneo. Pasarán muchos años hasta consolidarlo. Como estudioso de estos temas no creo que sea un borrón y cuenta nueva, porque muchos actores se han insertado a las actividades de narcotráfico; han recibido sumas millonarias y están cebados por el olor de los dólares que representa este ilícito. Como afirmó, Jaime Restrepo de la Asociación de Víctimas de las Guerrillas, las FARC no van a desmovilizar, sino a “removilizar”.

Esto obliga a que Panamá esté preparado. La bomba migratoria puede ser una opción, y debemos estar preparados. La importación de experiencias logradas tras años de guerra podría ser un referente para las bandas locales, ávidas de nuevas experticias. Prepararnos bien no es una opción, sino una obligación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código