RELEVANCIA HISTÓRICA

Detalles sobre la gesta del 9 de enero: José A. Del Cid

Todo comenzó el 3 de enero de 1964, cuando el policía zoneíta Carlton Bell izó la bandera de Estados Unidos sin acompañarla de la panameña, frente al monumento dedicado a los héroes estadounidenses que participaron en la Primera Guerra Mundial, ubicado en la población de Gamboa, en los antiguos territorios de la Zona del Canal.

Este lamentable acto fue repudiado y considerado como una violación a los acuerdos de enero de 1963, que señalaban que ambas banderas ondearían a todo lo largo de las tierras ocupadas por el enclave colonial.

Cuatro días después, estudiantes de la Escuela Superior de Balboa izaron la bandera estadounidense frente a las instalaciones de ese plantel, sin acompañarla de la enseña patria panameña, y rebelándose abiertamente en contra las autoridades zoneítas, a pesar de las disposiciones dictadas por el gobernador, general Robert Fleming. Esos estudiantes, acuerpados en todo momento por sus familiares y miembros del Consejo Cívico Zoneíta, se declararon en rebeldía y pusieron de manifiesto su contrariedad en cuanto a la norma de izar ambos pabellones.

Tras conocer estos hechos, el día 9 de enero de 1964, a las 9:38 a.m., un grupo de estudiantes del Instituto Nacional, liderado por su compañero de 17 años Guillermo Guevara, con el previo consentimiento de las autoridades de instrucción pública, se reunieron en el plantel y tomaron la decisión de realizar una visita a las autoridades locales; así, a las 4:28 p.m. obtuvieron un permiso para izar la bandera panameña en las instalaciones de la Escuela Superior de Balboa.

En el recorrido hacia ese colegio se movilizaron más de 200 estudiantes panameños, quienes fueron detenidos por la policía estadounidense, de manera amistosa, llegando al acuerdo de enviar a una delegación representativa de cinco estudiantes (Luis Vergara, Napoleón Bernard de Soto, César Villarreal, Alcibíades Picota e Inocencio García) que cumplieron la soberana misión para que se les designó.

A las 5:34 p.m., a su llegada a las instalaciones del colegio, el minúsculo grupo de estudiantes panameños fue rodeado por más de mil 800 estudiantes y civiles zoneítas, quienes les quitaron la bandera panameña, rasgándola y pisoteándola, en un vil acto de humillación. Cuando estos estudiantes trataron de defenderse, fueron cercenados con empujones y toletazos por miembros de la policía estadounidense, retirándose hasta donde se encontraban los otros compañeros, en los límites comprendidos entre el área de Balboa y la llamada avenida 4 de Julio. Estos actos dieron origen a una masacre en la que fallecieron 22 panameños y hubo más de un millar de heridos en las provincias de Panamá y Colón durante los días 9 y 10 de enero, en la que también participó un nutrido grupo de estudiantes universitarios, obligando a suspender las actividades académicas en la primera casa de estudios. Los panameños fallecidos en está gesta fueron: la recién nacida Maritza Ávila Alabarca, Ascanio Arosemena, Luis Bonilla, Teófilo Belisario De la Torre, Víctor Garibaldo, Ezequiel Meneses, Víctor Iglesias, José Enrique Gil, Ricardo Murgas Villamontes, Alberto Nichols Constance, Estanislao Orobio, Ovidio Saldaña, Rodolfo Sánchez Benítez, Alberto Oriol Tejada, Celestina Villarrueta; los primos Evelio, Carlos Renato y Gustavo Lara; los hermanos Jacinto Palacios Cobos y José Del Cid Cobos (hermano del escritor de este artículo), y los primos Rosa Elena Landecho, de 9 años, y Ricardo Crance, este último registrado oficialmente como el primer fallecido de la gesta.

Por el lado estadounidense, los fallecidos fueron el descendiente de latinos Luis Jiménez, David Haupth, Gerald ST. Austin y Michael Rowland.

Las organizaciones involucradas en estos hechos formaron posteriormente el Comité Pro Rescate de la Soberanía Nacional, bajo la conducción del dirigente Jorge Illueca, acompañados de Eligio Salas, Víctor Ávila y Federico Britton. Cabe destacar que el Gobierno panameño, encabezado por su presidente, Roberto F. Chiari, suspendió las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, hecho que rompió paradigmas de connotaciones históricas en el acontecer del nacionalismo panameño, igual que en el contorno diplomático mundial. Hoy, 49 años después, los panameños “de a pie” conmemoramos esta gesta, tomando como un legado de esas generaciones el relevo de lucha por la soberanía de un país que, aunque liberado del enclave colonial estadounidense, sigue oprimido por las desiguales condiciones de vida de sus ciudadanos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código