DISCRIMINACIÓN

Doble estándar sobre armas químicas: Betty Brannan Jaén

NUEVA YORK –En los años 90 se descubrieron desechos de armas químicas en los patios de un barrio millonario en Washington, D.C. El barrio se llama Spring Valley y es contiguo al campus de American University. No es inusual que las residencias allí cuesten más de tres millones de dólares.

El descubrimiento de contenedores de gases venenosos en los jardines de estas mansiones alarmó a los residentes del barrio, no solo por la amenaza a la salud de sus familias sino también por la amenaza al valor de los bienes raíces en el área. Por muy espléndida que sea la mansión, ¿quién quiere pagar millones de dólares por una casa con venenos en el jardín?

A diferencia de lo que ha ocurrido en Panamá, el Ejército de Estados Unidos montó una operación de limpieza en Spring Valley que ya ha pasado por cuatro etapas, porque el problema resultó ser mucho más grande de lo que primero se había pensado. Resulta que durante la Primera Guerra Mundial, esa área (a cierta distancia del centro de Washington) fue utilizada como sitio de experimentos con armas químicas, principalmente arsénico y gas mostaza. Terminada la guerra, cerraron la estación experimental y dispusieron de los materiales según los criterios de la época, es decir, no muy bien. Décadas después, cuando algún promotor tuvo la brillante idea de construir mansiones allí, ya nadie se acordaba del historial del lugar.

No sé cuántos miles de millones de dólares ha gastado el Ejército estadounidense en la limpieza de Spring Valley –con toda clase de precauciones contra el riesgo de una filtración de los gases en estos contenedores viejos–, pero sí sé que el estándar que se ha utilizado para decidir ese saneamiento no es el mismo que se ha utilizado en Panamá. Y no me refiero exclusivamente a isla San José (ver columna del 15 de septiembre) sino también a la isla Iguana (donde hay letreros que me hacen sospechar que allí hay desechos tóxicos), a los lugares en Gatún y Clayton donde aparentemente regaron Agente Naranja, y a los polígonos de tiro (donde hay bombas sin detonar).

Tras la crisis en Siria, los comentaristas estadounidenses han señalado varios niveles de doble estándar o hipocresía por parte de Washington:

1. Que John Kerry (entonces senador, ahora secretario de Estado) aseguró en 2002 que “Irak tiene armas químicas y biológicas”. Como eso fue mentira, ¿porqué hemos de creerle ahora?

2. Que Washington se hizo de la vista gorda cuando Sadam Husein usó armas químicas contra Irán, porque la prioridad en ese momento era derrotar a Irán, aunque fuera con armas inmorales.

3. Que en esa guerra, Estados Unidos hasta le proporcionó a Saddam Hussein los químicos indispensables para la confección de sus municiones químicas.

4. Que Estados Unidos fue despiadado en la utilización de napalm y Agente Naranja en Vietnam; aunque estas sustancias no están clasificadas como municiones químicas, su efecto sobre la población civil fue muy cruel y su uso probablemente constituyó un crimen de guerra.

Todas esas observaciones de doble estándar tienen validez, pero se quedan cortas. Sí, es intolerable que un dictador utilice estas armas contra su propio pueblo. Sí, el mundo debe unirse en protección de pueblos indefensos. Sí, es excelente que Washington insista en que Siria destruya su arsenal de armas químicas. Sí, todos queremos asegurar que estas armas sean eliminadas del planeta.

Pero, por eso mismo, Washington tiene el deber moral de proteger a pueblos expuestos hoy a las armas químicas que ese país utilizó en el pasado, como en Panamá. Tiene el deber de llevarse la basura tóxica que nos dejó. Noto que Washington está saneando la contaminación que dejó en la isla de Vieques (Puerto Rico) y ya sabemos de la megalimpieza en Spring Valley.

¿Qué clase de discriminación o doble estándar hace que Panamá no merezca igual?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código