DECEPCIÓN DEPORTIVA

Dolor de patria...: Hipólito Arroyave

Esperé culminar la participación de Panamá en las eliminatorias para el Mundial de Fútbol de Brasil 2014, para entonces hablar con alguna propiedad de lo que en mi concepto ha pasado en este evidente y doloroso fracaso deportivo. No quiero menospreciar lo hecho por los hermanos Dely Valdés en relación con lo conseguido al dirigir a las selecciones (tanto a la roja como a la rojita). No fue suficiente querer hacer las cosas bien, tampoco basta llegar sino se consigue algún objetivo. Ni a mí ni a muchos fanáticos del fútbol nacional nos ha gustado la dirección de la selección, y menos los resultados obtenidos por ella.

Al igual que muchos otros, pensé que la Copa de Oro le serviría al director técnico como un laboratorio para experimentar con varios jugadores y encontrar la mejor alineación. Una que fuera efectiva y contundente en el ataque y en la defensa. Y así pareció suceder, todos estábamos felices viendo cómo nuestro seleccionado llegaba a la final contra Estados Unidos. Gabriel Torres le había metido dos goles a México. Sin embargo, yo me decía: “Cambiaría cualquier campeonato o subcampeonato de esta Copa de Oro por un pase al Mundial de Brasil 2014”.

La mayoría de los equipos de los otros países no llevó a sus mejores jugadores. Parece que ni Costa Rica ni México, por ejemplo, querían exponer a lesiones peligrosas a jugadores valiosos, cuando estaban ya en carrera por las eliminatorias del hexagonal. Después de llevarnos el subcampeonato, estábamos seguros de que aplastaríamos a Jamaica en nuestro suelo. Sin embargo no contábamos, en primer lugar, con que Jamaica ya había cambiado de técnico viendo que estaban de último en la tabla de posiciones y quería mejorar y, tal vez, aún optar por una plaza. Para nuestra desgracia ese día llovió a cántaros y la grama del Rommel estaba anegada por todos lados. Nuestros jugadores se vieron lentos, no era el mismo juego rápido de la Copa de Oro, en donde la bola en campo seco corría de mejor manera. Sentí ver cómo nuestros jugadores perdían el dominio del balón y parecía que nunca hubieran jugado bajo la lluvia o en un campo lleno de agua. Los jamaiquinos, sin embargo, sí aprovecharon esa condición del terreno y sacaron un empate. De allí en adelante todo fue empeorando para los gemelos Dely Valdés. En el partido en el Estadio Azteca, meten a Gabriel Torres faltando solo 15 minutos para el final del juego. Y en ese escaso tiempo hizo el pase magistral para que el Matador Tejada igualara las acciones. Pero la maldición de los últimos minutos de las eliminatorias pasadas (o nos empataban o perdíamos), volvió a aparecer y México anotó el gol del triunfo faltando cinco minutos para el final, con un humillante gol de chilena.

Por si esto fuera poco, para el colmo de las desgracias, cerramos con broche de luto y dolor cuando en el último juego ante Estados Unidos, ya con el triunfo en las manos, sufrimos el peor revés de toda nuestra historia futbolística al perder en tiempo de reposición y faltando minuto y medio para el pitazo final.

Creo que la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) cometió muchos errores, al igual que los técnicos de la selección. México ha cambiado de director cuatro veces, Jamaica, una, pero nosotros morimos con los mismos. ¿Por qué no se buscó otro director, si no teníamos buenos resultados? ¿Por qué le falta malicia para amarrar un juego valioso que ya estaba ganado o empatado? ¿A dónde se fue el Ruso Barahona?

Yo no tengo dudas, no sé si ustedes las tendrán, pero la dirección de la selección nacional no debe estar sujeta a un contrato que impida remover al técnico y poner a otro. La Fepafut y sus dirigentes deben entender que se tienen que hacer los cambios necesarios, le duela a quien le duela, porque es preferible que queden dos personas frustradas, a que sean más de tres millones de panameños. Estados Unidos, por ejemplo, contrató a Klinsmann, un exjugador y entrenador alemán de experiencia mundialista. Creo que debemos aprender, pensar en grande y hacer lo mismo. Si la Fepafut no tiene recursos para pagar un director extranjero con buen historial, al menos debe contratar por unos meses a uno que dicte consultorías y poner a otro de planta (sea nacional o extranjero, que siga las directrices de ese consultor), quien asumiría la dirección cuando estemos en las eliminatorias del próximo mundial.

Si Panamá es uno de los países de mayor crecimiento económico en Latinoamérica, también debe tener capacidad para contratar a un buen director, con la meta puesta en ganar, no apenas en empatar o decir al final: “Hemos llegado lejos”. Lo que queremos escuchar es: “Señores, vamos a ir al Mundial de Rusia en 2018”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código