POCAS OPCIONES

Elecciones 2014, más de lo mismo: Elsie E. Muñoz C.

Cuando solo falta un año para las elecciones, yo, al igual que miles de jóvenes panameños, no tengo idea de por quién votaré. He evaluado no participar, para así no perder el tiempo botando mi voto. No es por apatía o ignorancia, entre otros calificativos que muchos les achacan a los jóvenes, es porque ningún candidato cumple mínimamente mis expectativas.

Hasta el momento, todos los que se han postulado a la Presidencia pertenecen al mismo partido, “el del billete”. Ninguno tiene una propuesta sólida, aunque, como bien reza un viejo dicho, el papel aguanta todo lo que le escriban. Aquí en Panamá los políticos ni siquiera se toman la molestia de pagarle a sus asesores para que elaboren un escrito de su propuesta para el país.

Los asesores se especializan en la imagen, las relaciones públicas y las estrategias de marketing para vender al candidato. Infestan las calles del país con horrendos afiches con sus caras y eslóganes prefabricados y pegajosos, para posicionarse en la mente de la gente. Otros, con menos vergüenza aun, salen bailando y cantando de manera patética y ridícula.

¿Es que acaso sus jefes de campaña y asesores creen que los panameños somos una partida de ignorantes, que no tenemos educación? ¿Creen que esas cancioncitas y bailecitos nos van a convencer?

Lamentablemente, así es. No es una teoría de ellos, es un hecho, que estas ordinarieces atraen a la gente y la persuaden al momento de emitir su voto. El actual Presidente no solo “caminó en los zapatos del pueblo”, lo hizo con zapatillas Converse, cuyo precio no baja de $40, como si todos en este país pudieran darse el lujo de adquirir este tipo de calzado. También bailó y saltó, coreando el famoso estribillo “los locos somos más”. De la mano de estas estrategias, fue elegido Presidente de la República de Panamá.

Me causa mucho pesar que nuestro próximo gobernante sea igual a sus predecesores. Que piense en enriquecerse él y a los suyos, y no en tratar de equilibrar la balanza. En este país, que se jacta de ser uno de los más pujantes del continente americano, ¿cómo es posible que más de un cuarto de su población viva por debajo del índice de pobreza, con menos de 1 y 2 dólares diarios?

Panamá se merece un candidato preocupado, realmente, por solventar los problemas que afectan a la mayoría y atacarlos desde la raíz. Sobre todo, el mayor que tenemos como sociedad, la educación, que es clave para disminuir las desigualdades socio económicas que nos embargan y nos mantienen en el subdesarrollo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código