DISCORDANCIAS

Estabilidad económica, ¿estímulo o barrera para el desarrollo?: Omar Zambrano

Según un adagio popular, las crisis son las madres de las oportunidades. Pero, si este dicho es cierto, cómo se aplica a Panamá, tomando en cuenta que su “modelo económico” es considerado por especialistas, precisamente, como un caso sui géneris de estabilidad. Esa peculiaridad, de seguro, se fundamenta en una serie de características que incluyen la posición geográfica del país y el funcionamiento de un sector exportador de servicios altamente competitivo, lo que ha permitido a la nación establecer un flujo estable y diversificado de ingresos y divisas.

Igual importancia conlleva el funcionamiento del Canal y de las actividades conexas, así como la adopción del dólar como moneda de curso legal, junto con la ausencia de una banca central, y la incapacidad del país de expandir su masa monetaria discrecionalmente. Otro elemento clave ha sido el centro bancario internacional que permite operar a un sistema que consiste en una especie de mecanismo de ajuste automático para la entrada y salida de divisas, y que induce una suerte de equilibrio congénito de la balanza de pagos.

Todos estos factores eximen al país de los serios malestares que aquejan a otras economías (desarrolladas o no), por ejemplo, de las súbitas fluctuaciones en el valor de su divisa o de las tasas de interés, así como de la entrada y salida del capitales externos, o la ocurrencia de corridas bancarias. Visto así, todo pareciera indicar que Panamá tiene una “economía blindada” frente a posibles crisis causadas por factores internos o externos. Esta estabilidad se refleja en las altísimas calificaciones que otorgan organizaciones como el Foro Económico Mundial (FEM) que destaca la estabilidad macroeconómica, así como el alto grado de apertura al flujo de capitales externos, como dos de las grandes fortalezas de Panamá.

El plano político también ha jugado un papel importante. A pesar de las limitaciones democráticas típicas de la mayoría de los países del hemisferio, Panamá es reconocida como una nación en la que predomina el pluralismo y la alternabilidad del poder.

Sin embargo, esta estabilidad contrasta con una serie de limitaciones en materia social y económica, lo que también destaca, entre otros, el propio FEM. En la esfera del sector público, las características predominantes de la provisión de salud y educación, por ejemplo, han sido su alto nivel de cobertura, pero también su pobre calidad. Otro tanto ocurre con la burocracia estatal, cuyos indicadores arrojan resultados deficientes por la prevalencia de la tramitología, el bajo nivel de transparencia y la ausencia de un adecuado profesionalismo por la limitada aplicación de una carrera administrativa integral y sostenida.

En cuanto al sector privado, aquí opera uno de los códigos laborales más rígidos de toda el área, haciendo onerosa la mano de obra, lo que estimula el empleo informal.

En relación con los señalados sectores de exportación, estos contrastan con el funcionamiento del agrícola, que se orienta al mercado interno debido a una política marcadamente proteccionista.

Resulta claro, entonces, que ciertos sectores clave han quedado excluidos del necesario proceso de reformas y modernización que estimule tanto la eficiencia económica como una mayor justicia social. ¿Pero hasta qué grado esta “estabilidad innata” de la que parece gozar nuestra economía ha creado la percepción de que el país puede prescindir de una concepción más integral de reformas? Un hecho es incontrovertible: estas discordancias causan que a pesar de su crecimiento, Panamá presente aún altos niveles de inequidad y pobreza.

Finalmente, si es solo a través de profundas crisis que las sociedades se ven forzadas a impulsar cambios fundamentales, ¿cuál sería el mecanismo para que estos se gesten de forma consensual y evolutiva en Panamá? La respuestas es clara y guarda relación con el mejoramiento de la representatividad política y el fortalecimiento de la institucionalidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código