EDUCACIÓN

Fábrica de niñas reinas: Vannie Arrocha Morán

Portar una corona de reina de Carnaval, de belleza o de equis actividad ferial, lugareña, institucional o empresarial es algo importantísimo para muchas mujeres panameñas. Pero, ¿está bien que este mensaje casi centenario, robusto y colado por todo el país, que promueve un estilo de vida de fantasía, encuentre su génesis en los centros de educación y desde el temprano preescolar?

Tengo una sobrina de siete años. Es flaquísima, sin embargo, un día la mamá la atrapó haciendo abdominales porque no quiere “engordar”, y cuando le toman fotos sube las manos a la cintura y posa como reina. Golpe bajo para su tía, pero no puedo pedirle que actúe diferente, hace un tiempo fue la reina de los kínder en su escuela. Requisitos: vestido de fantasía y maquillaje. Funciones: sonreír, bailar y arrojar pastillas.

Desde caminos antagónicos, como que la niña sea tímida o muy simpática, hay demasiados padres y madres que consideran que la cura para la timidez es un reinado o que la simpatía de su hija es un talento que debe explotar desde temprano, mediante (¡sorpresa!) un reinado.

Que los docentes y los padres de familia vean en los reinados la actividad por excelencia para recoger fondos y ofrecerle esparcimiento al estudiantado habla de escasa creatividad, pero sobre todo de incomprensión del rol de la educación, que no es para perpetuar estereotipos en los que la niña y la mujer son objetos, sino para estimular el pensamiento y el conocimiento por igual.

¿Qué tal si el esfuerzo en formar reinas lo canalizamos hacia la formación de niñas conocedoras de su valía, habilidades y derechos? Porque en Panamá no hay igualdad de salarios entre hombre y mujer por el mismo empleo (diferencia: 34%); en 2013 hubo 16 mil casos de violencia doméstica (siendo las féminas la mayoría afectada); en 2012, el abuso sexual infantil alcanzó a 604 niñas de 0 a 17 años; en 2010, el censo poblacional registró 23 mil 215 madres adolescentes de 12 a 19 años. ¿Más argumentos? En “el país de las miles de reinas” como bien dice el documental de Ana Endara, solo ha habido una Presidenta. Actualmente, tenemos a la primera vicepresidenta y 13 diputadas (versus 58 diputados) en la Asamblea Nacional.

Si las niñas y las adolescentes crecen en una sociedad que les sugiere que una fémina con corona es el ideal a emular, y tristemente en la escuela aprenderán que esa es la manera de destacarse, por encima de ganarse un concurso de matemática o de lectura, los estereotipos que nos dificultan el andar seguirán cebándose.

Que la sana competencia y la recreación es parte de educar, sí, pero no se cumplen en un reinado. Ojalá que en este año lectivo que comienza, las actividades efectuadas en cada plantel educativo sean más congruentes con la formación de seres pensantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código