CRISIS SOCIAL

Falta voluntad política para contrarrestar la criminalidad: Jonathan Riggs

Han pasado 21 meses, desde que el pueblo panameño se unió en la ciudad capital, para conformar la “Cruzada por la Paz”, en la que un grupo de personas –afectadas y preocupadas por los altos niveles de inseguridad–, animadas a colaborar con el Gobierno hicimos diversos aportes en materia de seguridad. Pero, se observa que falta voluntad política para enfrentar y combatir, de manera precisa y determinante la criminalidad, cuyos actores se muestran indiferentes ante las medidas adoptadas para reducir la comisión de hechos delictivos y violentos.

No podemos ni debemos dejar de lado a las víctimas, esas personas que a diario se ven expuestas a la criminalidad galopante.

Los que roban, hurtan, violan, secuestran, matan, entre otros hechos criminales, no son más que el reflejo de una sociedad en crecimiento, carente de políticas de Estado que garanticen la seguridad ciudadana, los derechos humanos, la justicia social, el desarrollo sostenible, la tolerancia y participación, con igualdad de oportunidades, de todos los que conformamos la sociedad panameña.

Vemos a diario en los medios de comunicación cómo hombres, mujeres, jóvenes e, incluso, niños son despojados de lo más preciado que tiene un ser humano: la vida. La razón que se da es que se trata de involucrados en rencillas o en el narcotráfico. Nos debe llamar la atención, que a pesar de que se establecen medidas de prevención, como la famosa “ley zanahoria”, la ola de violencia no se detiene. Solo el primer fin de semana posterior a la implementación de esa ley se cometieron más de 10 homicidios en el país.

Cuando hablo de falta de voluntad política, me refiero al desinterés de algunos políticos de establecer una política de Estado que reúna y aplique diferentes programas de prevención en todo el país (a corto, mediano y largo plazo); que no sean simples planes de gobierno o de organizaciones no gubernamentales, sino que sean de obligatoria aplicación y ejecución para el Gobierno; esto garantizaría un desarrollo de políticas públicas sostenibles en el tiempo, que se deben ir modificando y ajustando de acuerdo a las necesidades y deficiencias propias de una sociedad en constante evolución.

Las políticas públicas deben orientarse a satisfacer las falencias notorias en nuestra sociedad, en lo que respecta a educación, alimentación, salud, seguridad, transporte, igualdad de oportunidades, derechos humanos, equidad, desarrollo humano sostenible, participación ciudadana y fomentar la cultura de paz, entre otras; cada una entrelazadas y que coadyuven al mejoramiento continuo de la calidad de vida de todos los panameños.

Para minimizar la comisión de hechos criminales, debe haber voluntad política, deben apartarse los intereses partidistas y personales de quienes están llamados a legislar, gobernar y propiciar la armónica convivencia en una sociedad contaminada y afectada por la falta de principios, los desvalores y malos ejemplos que generan inseguridad y ansiedad entre la población que reclama un país más seguro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código