DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

Francisco, ¿un papa comunista?: Pastor E. Durán Espino

Sectores conservadores de la sociedad estadounidense han acusado al papa Francisco de ser comunista. Entre otras cosas, estas acusaciones obedecen a que en cierta ocasión el papa Francisco, al iniciarse como tal, en su exhortativa llamada Evangelii gaudium, habló de la existencia de un sistema de “dictadura de la economía, sin un rostro y sin un objetivo verdaderamente humano” y de la “cultura del descarte”, que empobrece a los pueblos.

También dijo que estaba lejos de proponer “un populismo irresponsable”, pero que la economía ya “no puede recurrir a remedios que son un nuevo veneno, como cuando se pretende aumentar la rentabilidad reduciendo el mercado laboral y creando así nuevos excluidos”.

El papa Francisco pertenece a la orden de los jesuitas. Conocemos la manera de actuar y de pensar de esta orden religiosa, puesto que laboramos durante 22 años en su institución de educación popular y promoción social denominada: “Fe y Alegría”, que está presente en 16 países de América Latina. Se hospedan en barrios populares, tienen escuelas de educación formal y realizan proyectos de educación no formal en comunidades “pobres” o “de pobreza extrema”, porque –según el credo de Fe y Alegría– no solo a las comunidades pobres se les facilita ir a sus escuelas, sino que esa institución educativa debe ir, también, a las comunidades llevando proyectos de seguridad alimentaria, organización, cultura de paz, etc.

Parten del pensamiento cristiano de que hay que tenderle la mano a los más pobres, no solo económicamente hablando, sino también a los pobres de espíritu, aunque cuenten con medios económicos.

Por tal motivo, muchas personas confunden a los jesuitas como el papa Francisco con los comunistas o marxistas, sin tener en cuenta que existe dentro de la Iglesia católica algo que se denomina “doctrina social”.

En la Biblia, podemos leer en el libro de San Mateo, en el capítulo 25 lo que se conoce como “El juicio de las naciones”. Allí se dice que cuando Cristo venga a hacer el llamado “juicio final”, separará a los justos de los injustos. A los justos les dirá: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo, porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.”

Los justos preguntarán: “¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿Cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?”. Jesús les responderá: “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis”. Estos son los que entrarán al reino de los cielos. Los injustos irán al fuego eterno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código