OPIÁCEO COLECTIVO

Fútbol, pasión universal: Xavier Sáez-Llorens

Karl Marx, en el siglo XIX, sostenía que la religión era el opio del pueblo, una especie de sedante que generaba una felicidad ilusoria, que distanciaba al individuo de su realidad cotidiana y que propiciaba una sumisión a la idea de que todo lo que acontecía en la sociedad era aceptable e irremediable, desplazando los deseos de justicia y bienestar del escenario humano al espejismo divino. Aunque estos efectos narcóticos todavía prevalecen en países islámicos y entre los seres humanos más iletrados del planeta, el poder religioso se ha ido reduciendo sustancialmente, gracias a la globalización de la ciencia y la democratización de la educación. El fútbol es, actualmente, el nuevo opiáceo colectivo. Por fortuna o desgracia, según para quien, la idiocia resultante solo dura 90 minutos. Al sonar el silbato final, todo retorna a su estado basal.

El fútbol es, sin duda, el mejor deporte que existe. Ninguna otra actividad despierta interés masivo en cualquier rincón del planeta y concentra la atención de gente tan diversa. Saber que las brechas están cada vez más cerradas y que ya cualquier equipo “chico” le puede ganar a uno “grande” ayuda enormemente a la popularidad global del espectáculo. Las selecciones de las ligas más cotizadas: España, Inglaterra e Italia, tomaron pronto el avión de regreso mientras que los combinados más modestos: Costa Rica, Argelia, Nigeria y Grecia, pasaron la primera fase clasificatoria. Hubo también sorpresas en el ámbito individual. Aunque jugadores como Messi, Neymar, Muller o Robben confirmaron su aureola de cracks, otros como James, Cuadrado, Navas, Ruiz, Enyeama, Valbuena, Shaqiri o Howard se erigieron como estrellas inesperadas. Cristiano fue la gran decepción, quizás por estar excesivamente preocupado en como lucirían sus cambiantes estilos de cabello.

Empiezo analizando las selecciones del viejo continente. Aunque les duela a los populares y monárquicos españoles, los éxitos de La Roja en Europa y Sudáfrica fueron paralelos a los años gloriosos del Barça. Envejecimiento, falta de motivación o juego ya previsible para los contrincantes fueron algunos de los factores que podrían explicar el fin del ciclo triunfador. Inglaterra, pese a su juego rápido, vertical y aéreo, sigue sin convencer en torneos importantes. Italia todavía no digiere la transformación de su típico catennaccio a un modelo táctico más ofensivo. Alemania nunca falla debido a la consistencia de sus jugadores en conjugar disciplina, fortaleza física y concentración persistente hasta el último minuto. Francia se despide este fin de semana. Holanda será campeón en cualquier momento porque lleva 40 años siendo protagonista en las etapas avanzadas de la competición. Bélgica es el equipo revelación este año pero intuyo que caerá por inexperiencia.

Los conjuntos americanos han tenido una notable actuación. Brasil y Argentina, pese a no mostrar clara superioridad sobre los otros, continúan pasando de ronda y no es de extrañar que se planten en semifinales. Uruguay se desinfló después del infortunado mordisco de Suárez y de la rajada mediática de Mujica. Chile demostró garra, pundonor y técnica, mereció llegar más lejos. Colombia ha deslumbrado y desplegado el mejor jogo bonito de la Copa 2014. Una lástima que se enfrentaran a los brasileños en cuartos. Costa Rica es el nuevo gigante de la Concacaf. Me alegra mucho ver a los ticos en posiciones cimeras. Estados Unidos tuvo un digno papel y, a mi juicio, crecerá aún más en el futuro. México, pese a la mejoría en su rendimiento, se queda antes de los octavos por más que los impresentables periodistas de ESPN o Fox se empeñen en vender humo y culpen al arbitraje de sus continuos tropiezos. Con tantos jugadores, dineros invertidos y medios televisivos involucrados, el fracaso motiva reflexiones menos emocionales.

El Mundial, a mi juicio, será ganado por uno de los equipos tradicionales. Quisiera equivocarme y ver a alguno de nuestros vecinos meterse en la final pero intuyo difícil que los “pura vida” derroten a los “tulipanes” o los “Ave María, pues” superen a los anfitriones. Aunque no me desagradaría el triunfo de algún país que no haya ganado anteriormente, confieso mi predilección por ver a Messi conseguir lo único que le hace falta para ser consagrado como el mejor futbolista de todos los tiempos. Para mí ya lo es. Muchas de las estrellas pasadas no sufrieron los marcajes férreos y los sistemas ultradefensivos que enfrenta la pulga. Además, Pelé y Maradona tenían compañeros más talentosos que los que integran la actual albiceleste.

Finalmente, apelo a las autoridades deportivas para trabajar con ahínco e invertir importantes recursos en el fútbol local para que algún día podamos nosotros también disfrutar la presencia de Panamá en un Mundial. Cansa estar siempre solidarizándonos con la alegría brindada por otros equipos latinoamericanos. Aún en el supuesto de que nos eliminen pronto y que imitemos el pobre desempeño de Honduras o Ecuador, prefiero perder a tener que apoyar a las hinchadas de otras naciones. Qué placentero ha sido vivir todo un mes despreocupado de la política y prensa criolla. Tristemente, toca ahora regresar al sempiterno subdesarrollo del entorno. La idiocia acabó. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Se recomienda mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

POSIBLE DELITO CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Suspenden audiencia por el préstamo de la Caja de Ahorros

Felipe ‘Pipo’ Virzi
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código