ESPERANZA

Ganó Panamá: Jerónimo Ramírez Villaba

Las elecciones realizadas el domingo pasado fueron una muestra de la madurez del pueblo panameño. Hombres y mujeres salieron a votar temprano, en forma masiva, para cumplir con su derecho al sufragio. A las 7:45 a.m. observé en mi centro de votación, la escuela Belisario Porras, a mucha gente mayor en fila, y a otros adultos mayores acompañados por sus familiares y hasta en silla de ruedas.

El resultado del voto presidencial mandó un mensaje claro: La mayoría de los panameños no condicionamos nuestro voto a prebendas de ninguna especie. Queremos un gobernante que nos respete y que haga honor a su investidura.

Es la tercera vez que menciono, en mis escritos, que varios de los aspirantes a presidente y vicepresidente eran graduados del Colegio Javier, lo que para mí, como egresado de esa escuela, implica una responsabilidad social con el país.

La formación que los jesuitas ofrecen a los panameños, desde tiempos anteriores a la república, es de tipo religioso y basada en sólidos valores morales, además de patriótica. Todos los lunes, al cantar el himno nacional, se nos hacía énfasis en que seríamos parte importante del futuro de Panamá.

Juan Carlos Varela lo logró, al alcanzar el más alto cargo de servicio público, no para su beneficio, sino para servir a su patria.

Sus primeras declaraciones fueron muy conciliadoras, pues propone un gobierno de unidad nacional. Si los panameños pudimos superar la confrontación que nos dejó la invasión estadounidense, bien podemos empinarnos y unirnos, así como nuestros próceres superaron las guerras entre liberales y conservadores, al nacer la nueva nación.

Un elemento positivo en la figura del Presidente electo, a quien no conozco en persona, es su posición de anteponer a Dios, ante todo. Un país en el que más del 90% de la población profesa la fe religiosa debe, con valentía, defender su derecho a la religiosidad. Es lógico, respetemos a quienes no comparten nuestras creencias, porque ese es su derecho. Pero recordemos que hasta el país más poderoso del mundo exhibe en su moneda legal el célebre: “In God we trust”.

El ejemplo de formar, el Presidente electo, una familia funcional, debe servir de ejemplo para que nuestra sociedad se proyecte en el futuro con fe y se fortalezcan los valores morales.

En la lucha contra la delincuencia, las religiones pueden y deben aportar mucho más que la fuerza represora. Insto al próximo gobierno, que apoye a todos los cultos para que ejerzan influencia en la juventud y, junto a la escuela, empecemos por formar a verdaderos ciudadanos útiles para el país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código