LABOR SOCIAL

¿Cómo puede el Gobierno ayudar a la Cruz Roja?: Ruling Barragán Yañez

Hace unos cuantos días, fuimos testigos de la trágica pérdida de dos insignes miembros de la Cruz Roja Panameña. A pesar del lamentable evento, su muerte fue más que honrosa, pues se dio en el cumplimiento de la noble labor de “salvar vidas y aliviar el sufrimiento humano”.

Este trágico episodio debe invitarnos a pensar sobre el ser y quehacer de esta institución. Más aún, debe motivarnos a realizar acciones concretas que la ayuden. El Gobierno Nacional –no solo la empresa privada y la sociedad civil– tiene el deber de posicionar y fortalecer esta institución que nos beneficia a todos.

Para los que desconocen su labor, la Cruz Roja Panameña –al igual que en otros países– es una institución que no solo trabaja en emergencias y desastres, sino que además trabaja en programas de desarrollo que tienen que ver con temas de salud, apoyo psicosocial, así como en la prevención de la violencia. En particular, la Cruz Roja Panameña –a pesar de sus escasos recursos materiales y humanos– realiza destacados esfuerzos para implementar estos programas, en especial entre niños y jóvenes.

Para servirnos de dos buenos ejemplos en que el Gobierno pudiese ayudar, nos bastará examinar los casos de la Cruz Roja de dos países vecinos, Costa Rica y Colombia. El de Costa Rica sirve de paradigma para procurar un ingreso constante y permanente en los fondos de la institución. El de Colombia sirve de modelo para promover y proteger al voluntariado en instituciones como esta.

Con la Ley 8690, del 18 de diciembre de la Gaceta 245 del Gobierno de Costa Rica, su Asamblea Legislativa creó y aprobó lo que se denominó “el impuesto rojo”. Se trata de un monto específico, “pagadero mensualmente y de manera permanente a toda persona propietaria de telefonía convencional o móvil”. Este es recaudado por el Instituto Costarricense de Electricidad y constituye el 1% de una facturación mensual, a partir de cierta cantidad por el uso de servicios telefónicos a personas físicas y jurídicas.

Si bien los impuestos no son populares en ninguna parte, es sumamente improbable que el pueblo panameño no sea tan generoso como el de Costa Rica para beneficiar a su Cruz Roja. El Gobierno de Panamá debería plantearse esta posibilidad, precisamente en estos momentos de desastres.

En cuanto al caso de Colombia, recientemente se aprobó la “Ley de Voluntariado” (Ley 1505 de 2012). Parte esencial de esta ley fue la creación de “estímulos” para el voluntariado en concepto de vivienda (subsidios), exoneración de impuestos por servicios públicos, seguridad social (subsidios para cónyuges o parientes de voluntarios en primer grado de consanguinidad), así como en educación (reconocimiento del servicio voluntario en las universidades para créditos o reducción de matrícula).

La ley fue impulsada, entre otros factores, por la Conferencia Global de Voluntariado 2011, la que instó a los Gobiernos a la creación de leyes para promover y proteger el voluntariado.

Los casos citados son dos maneras concretas de cómo el Gobierno puede ayudar a la Cruz Roja Panameña. Este artículo insta al Presidente y a sus ministros, así como a los diputados, tanto de oposición como del gobierno, para que consideren los mecanismos legales que facilitarían la creación y aprobación de leyes como las anteriores, en beneficio de nuestra institución.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código