PREOCUPACIÓN

Gobierno y cogobierno, acción conjunta: Jorge Luis Macías Fonseca

La democracia ha establecido la fórmula eleccionaria para ascender al poder. Los que resulten favorecidos entienden, con seriedad, que llegan para desarrollar su programa de gobierno.

Es claro que los gobiernos se deben a los gobernados que expresan su voluntad en las urnas, expresando así su decisión de quiénes son los que deben asumir las riendas de la dirección del Estado. De allí que haya una conjunción entre el grupo humano de dirección y el que es subordinado, es decir, el dirigido.

Los gobiernos deben responder a las colectividades, y estas, responsablemente, exigir los mecanismos que otorga la democracia (todos sensatos), para el fiel cumplimiento de las propuestas gubernamentales.

No obstante, cuando se pierde de vista el buen juicio, lo que deviene es el caos y la debacle social, que terminan afectando la vida ciudadana en todos los sentidos.

Nuestro Gobierno, sin duda alguna, ha desarrollado acciones materiales beneficiosas para la población e impulsado la economía, al punto de ubicar al país en un sitio preferencial.

Está promoviendo proyectos de interés social para beneficio de la población. Todo esto, sin negar la adopción de algunas medidas y de algunos métodos que merecen ser revisados, por ser muchos de ellos causantes de un malestar social.

En medio de este panorama, aparecen sectores como: “sociedad civil”, frente por la democracia, gremios sindicales, magisteriales y medios de comunicación, con agendas políticas y partidistas bien definidas.

Ellos, constituidos en “defensores” de la población, al asumir un rol de “cogobierno”, han optado por la desestabilización y por la estridencia.

La reciente fusión de grupos y figuras disímiles, con visiones aparentemente distintas, es muestra de que en política es “posible lo imposible”. Igualmente, expresa que nada causa extrañeza en política, y que en el caso de la panameña, la inversión axiológica es su sustento. Es difícil aceptar la crítica a los llamados tránsfugas, si en el fondo lo malo que ocurre guarda relación con quienes se han mudado de partido.

Así los sectores opositores han definido su participación en los términos de asumir, en la práctica, la gestión de gobernar, pues bajo el concepto de la mal entendida “consulta ciudadana”, nada puede ahora hacerse si no cuenta con el aval de ellos.

Con esto, progresivamente se ha ido menguando el poder presidencial y el ejercicio de gobernar, que dicho sea de paso, debe hacerse con sabiduría.

La población que votó en las urnas para elegir a quienes deben gobernar ahora observa con preocupación que esa responsabilidad está en otras manos y en otros grupos. Ellos han desafiado todo y a todos, confundiendo al pueblo porque dejan entrever que no importa a quiénes se elige para gobernar y que a los civiles nos cuesta entendernos, por lo que ese espacio bien puede ser cedido a otros, por ejemplo, a los hombres de la fuerza y las armas.

El cogobierno de hoy es parte de una hoja de ruta trazada por un pasado borrascoso, encarnado en algunos de los llamados líderes y en grupos desiguales con intereses que no son, precisamente, los populares ni los democráticos que dicen defender.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código