SEGURIDAD

Hora de aplicar la ‘mano inteligente’: Jonathan Padilla

En toda sociedad democrática es necesario un ambiente seguro, entendido este como aquel en el que predomina el respeto colectivo entre los ciudadanos, en su convivencia diaria.

Otro aspecto importante es el de la salud pública. Y casi todos los países han logrado adelantos notables en esta materia, en los últimos 30 años.

Parte del éxito se debe a que conocen mejor los problemas sociales: pobreza, marginación, exclusión, mala distribución de las riquezas y sus causas; a que han identificado a los grupos vulnerables, y realizan campañas informativas y de sensibilización de la opinión pública orientadas a modificar los hábitos riesgosos o fomentar estilos de vida más sanos.

Diseñar una política integral de seguridad ciudadana y aplicar estrategias, es importante, ya que lo que está en juego es nuestra vida. Hay que reflexionar en esto, pues aunque no participemos del debate, sufriremos de forma irremediable las consecuencias de su éxito o fracaso.

Hay que empezar a construir las relaciones cívico-policiales en el marco de un estado de derecho y un sistema político-democrático. Por ello, la seguridad ciudadana debe ser entendida como un elemento más dentro de una estrategia global de reformas del Estado.

Hoy los alcaldes, en mi opinión, deberían trabajar en plantear de forma concreta cómo atender las causas estructurales que originan los problemas delincuenciales en sus respectivos distritos y hacerlas públicas entre sus vecinos.

Los crecientes índices de violencia y delincuencia obligan al Estado a dar una respuesta menos política y más práctica, que permita una participación activa de la sociedad civil.

La seguridad es uno de los principales temas que demanda la población, pues afecta su calidad de vida. Otros son diversos en la medida que corresponden a dinámicas locales por lo que requieren de respuestas territoriales descentralizadas y adaptadas a cada una de las particularidades de los entornos específicos en que se producen. Debemos plantear nuevas reformas que nos permitan estar al nivel de países desarrollados en cuanto a la reducción del delito.

Por otra parte, la familia es la unidad central encargada de la integración social del niño, por eso, los gobiernos y la sociedad deben preservar su integridad, ayudarla a cuidar y proteger al menor para asegurar su bienestar físico y mental.

Es necesario que el Estado panameño establezca servicios y programas eficientes, de carácter comunitario, que respondan a los problemas, intereses e inquietudes especiales que afectan a los jóvenes y les ofrezcan a ellos y a sus familias, asesoramiento y orientación. También, hay que reforzar las medidas de apoyo comunitario dirigidas a los jóvenes e incluir el establecimiento de centros de desarrollo, instalaciones y servicios de recreación, para atender los problemas que enfrentan los menores expuestos a riesgo social, mediante programas que brinden alojamiento a los que no pueden vivir en sus casas o no tengan un hogar formado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código