MÁS QUE PUENTES, METRO Y HOSPITALES

Impulso necesario a la ciencia y la tecnología: Musharaf Tarajia Asvat

Nos vanagloriamos de los nuevos rascacielos, infraestructura vial y de transporte, hospitales (sin suficiente personal ni insumos) y de muchas otras estructuras. Los recursos públicos se consumen en estas obras y la población se alegra viendo que sus impuestos se traducen en concreto. Sin embargo, este tipo de inversión que a veces es necesaria en países como el nuestro, ubica a la ciencia, la tecnología y a la educación en un tercer plano en cuanto a la distribución de los recursos.

Esto se traduce en la carencia de incentivos a los estudiantes, desde la educación primaria hasta la superior, para contemplar a la ciencia y la tecnología como carreras. Además, afecta el fortalecimiento de los laboratorios de los colegios, universidades y centros de investigación, entre muchas otras áreas. Entonces, ¿cómo hace la ciencia, la tecnología e innovación para conseguir fondos que no provengan del Estado? Primero, los científicos solicitan fondos de organismos estadounidenses, europeos y de otros lugares dispuestos a suministrar varios cientos de miles de dólares para llevar a cabo estudios por un tiempo prolongado. Sin embargo, esos recursos son limitados y difíciles de conseguir.

Segundo, pueden recurrir a organizaciones sin fines de lucro que destinan montos para la investigación innovadora, a fin de encontrar la cura o mejorar el diagnóstico de algunas enfermedades. Tercero, conseguir a un filántropo o empresa privada que crea en la idea (o tenga interés económico) y esté dispuesto a destinar sumas sustanciales de dinero. Hay pocos como ellos en Panamá.

¿Qué debe cambiar? La ecuación no es complicada. Empecemos cada uno (sí, tú, el político que lee esto también) a reflexionar. ¿Qué tal si la ciencia y tecnología dejan de vivir de las limosnas del Gobierno? ¿Qué tal si los presupuestos anuales y promesas de campaña consideran a la ciencia como una prioridad de Estado? ¿Qué tal si, como panameños, empezamos a entender que publicar en revistas prestigiosas o desarrollar nuevas tecnologías es más importante para el país, que un cantante gane un Grammy; un actor, el Óscar, y una selección de fútbol, un trofeo? ¿Qué tal si entendemos que entrenar a decenas de personas en diversas áreas de la ciencia, salud y tecnología, sin darles recursos e incentivos económicos suficientes, además en instituciones sin fondos adecuados, quizá no producirá grandes avances, sino frustración en algunos? Considérelo, porque invertimos un porcentaje tan bajo del PIB en investigación y desarrollo, que países como Tongo, Montenegro y Chipre (por mencionar algunos) no tienen nada que envidiarnos en este aspecto.

Por último, recordemos que el pueblo se complace con carreteras, edificios, puentes o la nueva línea del Metro. Y si se construyen en menos de cinco años y se subsidian esas obras, aún mejor. Esto es lo que los políticos creen que valoramos, ahora le debemos hacer entender que no somos ciudadanos del “tercer mundo” y que queremos un avance científico y tecnológico sostenido para el verdadero desarrollo de nuestro país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código