REFLEXIÓN

En el Día Internacional de la Felicidad: Roberto A. Moreno de León

En los últimos meses y semanas del recién iniciado año 2015, el pueblo panameño ha sido castigado en su derecho a estar positivamente “feliz de la vida”, a consecuencia de una serie de escándalos públicos que afectan aquel buen ánimo que siempre ha caracterizado a panameñas y panameños, sin distinción de creencia religiosa, edad, género, raza, lugar de vivienda, estado civil, partido político o nivel social.

Sea cual sea la causa que altera el orden y la tranquilidad, es imperativo estar en alerta, de forma pacífica, y darle un voto de confianza a los encargados de hacer justicia. Hay que defender la decencia y el honor de los que, genuinamente, somos más en una patria en la que hay… tantas cosas bellas.

Producto de esta triste, asombrosa y decepcionante situación, afloran sentimientos de angustia, de impotencia, de indignación e ira que, como es natural, sentimos al ser testigos de algo inédito. La repercusión de esos lamentables acontecimientos inciden en el diálogo y en las conversaciones que se sostienen en cada esquina, y a través del social media, lo que impacta la salud emocional de la gran mayoría.

No perdamos nuestro propósito de ser felices. No permitamos un atentado a ese bienestar tan anhelado por todos. Conquistemos la genuina felicidad que serena el alma y el corazón, en este momento histórico que experimentamos. Seamos precavidos y avancemos hacia la consolidación de un Panamá que sea el resultado del trabajo de quienes a diario aportamos nuestro honesto granito de arena. El país digno que anhelamos, hoy más que nunca, exige nuestro compromiso. Recordemos que la felicidad no se encuentra, se construye, y eso implica asumir la responsabilidad personal y ciudadana de poner un alto a la epidemia de infelicidad que azota a la sociedad, y dedicarnos a recuperar, todos juntos, los principios y valores que aseguren la estabilidad, la paz, el bienestar y la prosperidad de las futuras generaciones.

Sigamos por el buen camino. Defendamos con respeto y determinación este pequeño y hermoso país.

La felicidad es un tema fundamental de vida. Nuestro primer deber es ser felices, y el segundo, hacer felices a los demás. No perdamos tiempo ni obviemos la importancia que para la calidad de vida significa ser y estar felices, aquí y ahora.

Celebremos este 20 de marzo, Día Internacional de la Felicidad, declarado por la asamblea general de la ONU, procurando que el valor de este sentimiento se haga presente sobre cada hogar del territorio nacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código