CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA

Jornadas ético-políticas: Luis H. Moreno Jr.

La Fundación Panameña de Ética y Civismo, con honrosa personería jurídica y sólida trayectoria desde hace más de 15 años, hace válidos sus objetivos, eminentemente educativos, de exaltar una cultura ética y cívica, caracterizada por un sentido de solidaridad y justicia, responsabilidad y libertad, honestidad y gran respeto por la persona humana en todos los estratos sociales y profesionales de la sociedad panameña.

Sus reconocidos logros, sin apremio de repiques, han franqueado el umbral de las más altas instituciones del país, han despertado aletargados deberes y funciones, han rescatado virtudes ciudadanas, y han llevado su mensaje de inquietud y estímulo desde la ciudad hasta el campo, desde el taller hasta la escuela, desde el niño hasta el anciano. Desviadas procuradurías, casos archivados vergonzosamente, Cemis, foros profesionales, concursos escolares, ayuda legal, y muchas otras inquietudes no son acciones ni palabras ajenas a su actividad incesante.

La preocupación de la fundación por el deficiente o ausente cumplimiento de las altas normas de conducta política que exige la convivencia democrática le ha impuesto el ejercicio de iniciativas y tareas concretas, y no de meras divagaciones o discursos, frente a desafiantes riesgos y peligros para la armonía nacional.

Las jornadas ético-políticas son una campaña educativa obligante, una cruzada por el adecentamiento del derecho y ejercicio políticos al alcance de toda la ciudadanía. Un selecto grupo de intelectuales y moralmente calificados profesionales, académicos, docentes, funcionarios, hombres públicos, fue cordial y respetuosamente invitado a disertar sobre los diversos aspectos que mejor estimasen convenientes sobre la ética y la moral en la política, en reuniones masivas en 12 comunidades, que alcanzan a cubrir hasta la fecha mil participantes, en seis comunidades: Chitré, Penonomé, Colón, David, Aguadulce y Las Tablas, convocadas y organizadas en conjunto con el entusiasmo y la convicción de personas distinguidas y entidades locales; esto, por primera vez de parte de una institución cívica, no partidista. En vías de organización están las jornadas de Changuinola, La Chorrera, Santiago, San Miguelito y ciudad de Panamá.

El resultado ha sido extraordinario. Los amplios y espontáneos diálogos con el auditorio, conformado usualmente por adultos de todas las tendencias y sectores, y casi siempre la mitad por jóvenes de edad cercana a la del sufragio, han sido respetuosos, sinceros y positivos. ¡En ningún momento nada fuera de lugar! El público ha demostrado, sin excepciones, su bien intencionada avidez por la información didáctica, por el debate de altura y la decencia política que se le debe. Con frecuencia los asistentes solicitan abiertamente la repetición de estos eventos. Esto está en manos de muchos con la vocación de servir.

Los centros regionales de la Universidad de Panamá, y el apoyo del Tribunal Electoral se han hecho sentir en este esfuerzo que merece, mucho más del habido, el respaldo decidido de toda la comunidad y de los medios que tanto lo reclaman, y a veces regatean a cambio de lo espectacular, de lo grotesco.

No es la primera vez que la fundación hace sentir su compromiso ético y cívico en tiempos electorales. Ya en 2002, con el apoyo del Tribunal Electoral y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, organizó el foro “Ética en la política”, con la destacada participación del expresidente de Uruguay Dr. Julio María Sanguinetti; del maestro José Woldenberg, presidente del Consejo General del Instituto Federal Electoral de México; y del licenciado Rubén Arosemena V., presidente de la Asamblea de Diputados de Panamá. Lucida velada que sentó pautas, definió confines, elevó miras y atrajo la participación viva de expresidentes de la República y altos funcionarios y hombres públicos de la Nación, en un apretado auditorio de la Universidad Santa María la Antigua.

En 1999, la fundación pudo coordinar y presentar, por primera vez en Panamá, elevados y transparentes debates presidenciales, uniendo a todas las estaciones de televisión y radio para transmitir bajo una sola señal. Logro que fue muy celebrado por todos los medios y partidos políticos por su transparencia y nitidez.

Este es el camino, el del respeto y la armonía, el de la decencia y la transparencia por encima de todos los índices de sintonía e intereses personales. El panameño tiene vocación para la práctica de estas virtudes ciudadanas. Solo hay que mostrarle el camino con el ejemplo y el desprendimiento. La Fundación Panameña de Ética y Civismo trata de predicar con el ejemplo, hasta el sacrificio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PRD PIDE INVESTIGACIÓN Varela dice que es víctima de un ataque político

El mandatario planteó que a veces le gustaría ser candidato o un ciudadano más para poder defender su verdad y su historia de vida pública.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código