EL MALCONTENTO

Una fuente cibernética en Juan Hombrón: Paco Gómez Nadal

Me cuentan que se ha abierto en Panamá el segundo concurso de ideas excéntricas. La competencia está reñida porque el premio es cuantioso. En la primera edición un tal Gustavo Pérez presentó un proyecto llamado el pele police, un aparatito impertinente que detuviera a quien no debe estar entre rejas y que permita a los delincuentes de guante blanco moverse por el país con soltura. La idea de Pérez no mereció el primer premio hasta que no incorporó a su proyecto un giro inesperado: hacer ferias de detenciones en los centros comerciales, de tal forma que los consumidores, después de engullir una hamburguesa y comprar tres o cuatro tonterías pudieran ir a entregarse de forma voluntaria al pele police como acto de libre ciudadanía. El jurado del I Festival de Ideas Excéntricas del Istmo, presidido por un experto en estos temas, un tal Ricardo Martinelli, y por un converso, un tal José Raúl Mulino, le dio el premio mayor y eso le ha valido a Gustavo Pérez un suculento premio de 123 mil dólares y el olvido (que eso es invaluable).

El flamante teniente de la Policía Nacional ya no es un secuestrador de ciudadanos extranjeros, ni es un poli malo arrepentido. Todo queda limpio y pulcro a cambio de un trabajo esmerado como director de la Policía Nacional y de ideas excéntricas de primera clase. Visto el premio, hay ahora colas para entregar propuestas para la segunda edición del Festival de Ideas Excéntricas.

El alcalde de ciudad de Panamá está enfadado. Porque no se había enterado a tiempo del concurso y, por tanto, estupendas ideas excéntricas, como las Villas Navideñas o el fallido intento de conseguir un récord mundial de canto de villancicos, no pudieron competir en justa lid. Esta vez a Bosco Vallarino no le va a pillar de sorpresa así que ya ha hecho público su proyecto excéntrico con una hermosa fuente cibernética (nadie sabe muy bien qué significa esto) en lo que hasta ahora conocíamos como Parque Urracá. Vallarino tiene posibilidades porque a la estupidez hecha fuente de algo más de un millón de dólares se le suma la conversión del espacio verde más hermoso de la capital en un bloque de cemento para patinadores.

Pero la competición va a estar reñida. El ministro Mulino decidió salir del jurado para poder presentar su propio proyecto y ya lo conocemos. Es cierto que no es muy original, porque Mulino básicamente gusta de construir bases aeronavales de las que nunca sabemos resultados. Pero la parte excéntrica consiste en instalar una de estas perlas armadas en la comunidad de Juan Hombrón, lo cual parece una broma de mal gusto, pero no... es un proyecto en firme que no rozará las hectáreas de la discordia regaladas por este gobierno a personajes afectos sino que, encima, se construirá en terrenos de la comunidad. Una gran idea excéntrica.

El misterio es saber en qué momento entrará a concurso el gran oráculo de la excentricidad. Dicen que no lo hace porque tiene demasiados méritos y no quiere eclipsar a su equipo; aseguran que su espíritu democrático le impide imponer su maestría en el campo de las ideas increíbles... pero sería injusto que no pueda presentarse al II Festival.

Primero, porque hay jugadas maestras excéntricas que ha colado de forma disimulada, poco a poco, (como la italianización del país que cuenta con detalle Sol Lauría en estos días); o la denuncia pública e internacional contra los especuladores que quieren hacer dinero rápido (un acto de travestismo político y económico sin parangón); o aquella genial excentricidad de la Cadena del Frío que iba a sacar al país del hambre y la penuria agrícola y que sigue tiritando en la gaveta de la secretaría especial creada al efecto.

La verdad es que es difícil hacer sombra a este gobierno en materia de excentricidades. Lo intentó Nicolás Sarkozy y, con él, todo el G-20, que osó decir que Panamá es un paraíso fiscal, una excentricidad radical que cualquier panameño de a pie podría rebatir al despistado francesito: nadie evade impuestos en Panamá, las miles y miles de empresas offshore se dedican a asuntos sin ánimo de lucro y no hay prueba alguna de corrupción en todo el territorio nacional.

Yo, desde luego, no me atrevo a presentarme al festival. ¿O sí? Quizá esta estupidez de escribir sobre la realidad del país y aguantar palos es parte de la excentricidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código