CALENTAMIENTO GLOBAL

Justicia climática: Belisario Herrera A.

La justicia climática es el clamor que hace la humanidad, desde una perspectiva científica o empírica, tras la larga evolución que ocurrió hasta la aparición de las plantas que nos regalan el oxígeno que respiramos, sin que con esto niegue la existencia de una fuerza suprema y divina en el universo, particularmente, en el planeta Tierra. En torno a lo bien marcado de esos conceptos, se deriva que el oxígeno en el aire ha hecho posible la aparición de las distintas especies sobre la Tierra.

En ese orden de ideas, me complace el avance significativo de la cumbre celebrada hace poco, en París, con la participación de cerca de 200 países. Superando los temores que había entre los asistentes tras los atentados terroristas del pasado 13 de noviembre, el éxito de la cita (sin perturbación alguna) posibilitó el logro unánime de acuerdos, luego de los intrincados debates. El mérito se le atribuye al verdadero anfitrión, el presidente de la conferencia y ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius.

En concreto los acuerdos, que son vinculantes, establecen mecanismos para lograr el límite de grados de calentamiento de la Tierra y rebajar esa meta hasta 1.5 °C, a largo plazo, con la obligación que tendrán los países, cada cinco años, de revisar sus compromisos sobre el nivel de emisiones, mediante un mecanismo de reporte transparente. Sin embargo, se dice que los acuerdos propiamente entrarán en vigencia en 2020, y queda la duda de su cumplimiento por las variaciones en los sistemas políticos y los daños que afectan a la Tierra. Por esto, crece la preocupación en cuanto a acatar los plazos para que los acuerdos se cumplan.

Los científicos advierten que si no se reducen entre un 40% y 70% las emisiones de gases de efecto invernadero, la Tierra entrará en un terreno peligroso, cuyas consecuencias son desconocidas.

El mundo recibió el mensaje de que este es el final de la era de las energías fósiles, porque es evidente la gravedad del cambio climático que causa enormes pérdidas en los cultivos, genera inundaciones irremediables, pobreza, hambre y más de 34 millones de refugiados climáticos, etcétera. En toda esta calamidad, subyace la voracidad de países altamente industrializados, su interés de hacer más riqueza y su indiferencia ante los perjuicios que causan al medio ambiente. Sin pretender aludir a la división de clases sociales, pues en este caso la responsabilidad es compartida por ricos y pobres, considero que los primeros están obligados a resarcir a los últimos, por ser los más afectados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código