EDUCACIÓN

¡Juventud... divino tesoro!: July de Puleio

Qué tiempos aquellos, en que se exclamaba: ¡Juventud... divino tesoro! Con qué tristeza, hoy anhelamos poder exclamar lo mismo. ¡Pobres de nuestros jóvenes! Gracias a nosotras y a nosotros, los adultos y padres y madres a la vez, ellos están al borde del abismo!.. ¡No hemos sabido ser padres!

¿A cuántos de nosotros se nos ha enseñado a ser padres o madres? Nunca lo hemos aprendido; solo repetimos la historia. Educamos como lo hicieron nuestros antepasados, en otra época, con todos sus errores y maltratos físicos y psicológicos, con una educación y disciplina con decisiones verticales, donde solo nosotros (los padres) teníamos la razón, el conocimiento y nos sobraban las virtudes, la castidad y la honestidad.

Si hacíamos gala de comprensión, de amor, de cariño, de tolerancia y de calor de hogar, se nos consideraba “débiles o pocos machos”. ¡Cómo cambian los tiempos! Hoy, vemos y permitimos, cómo destruyen a nuestros hijas e hijas y no nos unimos para exigir un alto a tanta basura. Solo permitimos que juzguen a la juventud como lo peor de la sociedad. Permitimos que cuando la vida comienza a abrirse ante ellos, no les damos oportunidad para trabajar y poder estudiar; permitimos que los atiborren del cáncer social que vive nuestra sociedad, producto de las bajas pasiones, que hacen del hombre un burdo animal, juguete de las circunstancias, en donde los antivalores, corrupción, vicio, egoísmo, ocio, maldad, iniquidad, se apoderan del alma de los hombres y mujeres, conduciéndoles al despeñadero de la muerte social.

Y si esto no es así, qué nos dicen de las tandas de películas pornográficas que a diario nos trasmiten por nuestras televisoras; de las páginas en los tabloides (prensa escrita) que “solo van dirigidas a personas con criterios formados” pero que las ven todos los niños, niñas y jóvenes que ya igualan a las revistas Play Boy; de la propaganda que se repite muy a menudo, especialmente en las horas pico de nuestras televisoras, cargadas de sexo, violencia, vicio y que solo inducen a la prostitución; de los programas en donde el chiste se convierte en frases de doble sentido y vulgaridad. Ya el profesionalismo de los humoristas no existe. Ahora, el mejor de los chistosos es cualquier vulgar y chabacano. ¿De dónde saldrá tanto cerebro de aserrín, que produce y refleja toda la inmoralidad y morbosidad que los carcome?

Y los padres, ¿qué? Y las iglesias, ¿qué? Y los profesores, ¿qué?... ¿Dónde están? Los que tanto se jactan de hablar de armonía, de educación, de honestidad, de salud mental, de unidad familiar, etc, etc. Y las organizaciones no gubernamentales, los dueños de los medios de comunicación social y la gente buena de este país, ¿dónde están? Los ricos mercaderes de la explotación del hombre débil se hacen más ricos... y, el silencio de la gente buena.. ¡se hace más cómplice!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código