DEFENSORÍA DEL PUEBLO

Leña del árbol caído: Jorge J. Aparicio Romero

La aparición de nuevos escándalos de corrupción en las entidades gubernamentales son el pan nuestro de cada día. En esta ocasión el “flagelo” ataca a la Defensoría del Pueblo, una institución de origen cosmético creada a mediados de la década de 1990, con las finalidad de garantizar los derechos de todos los ciudadanos. Lo cierto es que las opiniones de los defensores o defensoras del pueblo solo se quedan allí, en opiniones, nadie toma en consideración la posición que adopte la Defensoría, debido a que no tienen igual potestad que los tribunales.

Con más de dos décadas de fundación, la Defensoría del Pueblo no ha hecho otra cosa que emitir consideraciones que nadie respeta, ni mucho menos acata, por más voluntad que exista. Los candidatos a este cargo conocen a la perfección que su palabra no será ley, de lo que sí están seguros es que gozarán de un jugoso salario por varios años, y creo que para gran parte de los aspirantes eso es lo que importa.

Los recientes escándalos que vinculan a la actual defensora, por contrataciones directas y sobrecostos, no hacen otra cosa que poner sal en una herida que ni siquiera se ha comenzado a cerrar. Me refiero a escándalos que no solo involucran a la Defensoría, sino a la mayor parte de las entidades del Gobierno que también hacen contrataciones directas y licitaciones públicas, que han sido fuertemente cuestionadas a través de los medios de comunicación social por la sociedad y los propios políticos.

Los sobrecostos excesivos en todas las obras que se desarrollan han llevado al país a tener uno de los presupuestos más altos de su historia, y no nos referimos a montos de cinco o seis cifras. Nos referimos a contrataciones multimillonarias con las que al parecer se ha especulado, por la forma como han sido otorgadas y por quienes están detrás de las compañías licitantes.

Me parece apropiado que de la misma forma como un gran número de políticos y miembros de la sociedad solicitan que se investigue y separe a la actual defensora, en esa misma línea todo el pueblo sin distinción de clase social o fe política exija indagar y separar a todos los funcionarios, con mando y jurisdicción, que presuntamente están involucrados en actos de corrupción, para que así demos un verdadero ejemplo de justicia y coraje.

Considero totalmente inapropiado tratar de tapar los escándalos durante este período de gobierno, tomando como conejillo de Indias a la defensora del Pueblo, y deploro mucho más el hecho de que la sociedad la juzgue de manera anticipada, porque si existe algún indicio de corrupción, lo correcto sería que se inicie una investigación y si de esta se desprende que hay culpabilidad, entonces hagamos justicia, pero de manera equitativa e investiguemos, también, el resto de los escándalos de los que se ha hablado.

Una de las frases que popularizó el actual Presidente fue: “entran limpios y salen millonarios”. Hasta ahora no he visto que ninguno de los nuevos millonarios creados por los gobiernos militares esté preso; ni mucho menos he visto hacer justicia a los familiares de las víctimas de la dictadura, todos los que ostentan el poder hacen las mismas promesas, pero, ¿qué sucede cuando logran su objetivo? Usted tiene la respuesta, amigo lector.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código