APOYO REGIONAL

Liberemos a Venezuela: Lilian Tintori

Esta semana, 35 jefes de Gobierno y sus representantes se reúnen en la ciudad de Panamá para celebrar la VII Cumbre de las Américas. Justo cuando mi esposo, Leopoldo López, está a una semana de cumplir 15 meses en la prisión militar de Ramo Verde. Es un momento de solidaridad regional, les pido a los participantes de la Cumbre que reconozcan las injusticias que hoy ocurren en mi país. Necesitamos que los líderes de la región se manifiesten a favor del pueblo de Venezuela.

La situación de Venezuela es muy dura. No tenemos seguridad, la escasez de productos básicos resulta en el racionamiento de comidas, largas colas de espera y la transformación de supermercados en zonas militares; en cárcel militar, uno de tantos ejemplos de la crueldad de los que gobiernan.

Hace poco más de un año que mi esposo hizo un llamado no violento, constitucional y democrático para cambiar un gobierno corrupto, ineficiente y represor que viola los derechos de su gente. Leopoldo, junto a otros líderes de la oposición y estudiantes, organizó protestas masivas para responder a la situación de acelerado deterioro económico y de inseguridad. Llamó a la salida, que no es otra cosa –contrariamente a lo que la propaganda del Gobierno ha querido hacer ver– que las opciones establecidas por la Constitución de Venezuela de activar un referendo, una Asamblea Constituyente, una enmienda constitucional, una reforma constitucional o solicitar la renuncia, todas claramente definidas legalmente. Ese día y en los días siguientes el Gobierno respondió con una represión brutal dejando como saldo de la protesta 44 muertos, más de 70 presos políticos y 3 mil 716 detenciones arbitrarias.

A la fecha el Gobierno culpa de sus problemas a mi esposo y a cualquier persona que piense distinto. Los que simpatizan con esta tiranía acusan a mi esposo de orquestar un golpe. La ironía es que mi esposo no es golpista, sino un padre devoto, un esposo y un político de comprobada trayectoria demócrata, que llamó a los venezolanos a defender la democracia. Leopoldo está en la cárcel acusado de instigación a delinquir, daño a la propiedad y conspiración, un hecho que Amnistía Internacional ha llamado “un atentado político para silenciar a quienes piensan distinto”. A pesar de que el alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el Grupo de Trabajo contra Detenciones Arbitrarias, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y una cantidad importante de Gobiernos han llamado a su liberación, el Gobierno de Venezuela sigue obstinado en su decisión de mantenerlo en prisión por al menos una década.

El Gobierno ha tratado de hacer aparentar que este es un juicio. La realidad es que este es un secuestro. Las reglas del proceso no se han aplicado, no se le ha aceptado derecho a la defensa porque no se le ha admitido ni un solo testigo ni una sola prueba a su favor. Mi esposo fue arrestado en febrero de 2014, sin investigación, bajo la orden del presidente Nicolás Maduro quien había dicho, en más de 11 oportunidades en alocuciones públicas, que le “estaba calentando la celda”. Numerosas violaciones a los derechos humanos y legales han sido documentadas. El argumento central es que Leopoldo llamó a la violencia con supuestos mensajes codificados subliminales. Ese mismo argumento se derrumbó cuando la testigo estrella, una semióloga afiliada al partido de Gobierno y experta en lingüística, dijo que Leopoldo nunca había llamado a la violencia y que sus mensajes no eran subliminales; son claros, directos y específicos. Sin esa evidencia no hay nada que lo vincule con la violencia de la que se le acusa. Pero el Gobierno no da señales de parar en sus ataques. Al contrario, arrestó hace poco tiempo al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, con argumentos fabricados tan inverosímiles como los del caso de Leopoldo.

Si mi esposo no estuviese enfrentado a pasar 12 años tras las rejas, pensaría que este es un mal chiste. Nadie debería tener dudas de por qué Leopoldo está en la cárcel: Maduro le tiene miedo, tiene razón para temerle porque Maduro le ha fallado al pueblo de Venezuela. Chávez tampoco le cumplió y ahora Maduro continúa este régimen que ha desmantelado sistemáticamente nuestras libertades fundamentales: libertad de expresión, de asamblea, de asociación y de expresar nuestras opiniones libremente. Mi esposo nunca ha temido a decir la verdad sobre la violencia, la pobreza y el sistema político corrupto imperante. Como coordinador nacional y fundador del partido Voluntad Popular, Leopoldo movilizó a millones de personas de manera no violenta, constitucional y democrática para pedir la salida de Maduro. Mi esposo cree que los venezolanos merecemos un mejor futuro, uno de paz, prosperidad y bienestar. Ese es el miedo que le tiene Maduro a Leopoldo y por eso lo tiene encerrado en una celda de 2 x 2½ metros.

Necesitamos enviarle un mensaje claro al Gobierno de Venezuela, que no puede atropellar los derechos de los venezolanos impunemente. Llamo al régimen de Maduro a liberar a los 47 presos políticos de este régimen y a los más de 30 del régimen pasado. Mi voz no basta, mi esposo y los presos políticos necesitan el apoyo de la región, de los países que inequívocamente están a favor de la democracia, la libertad y el respeto a los derechos. Necesitamos del apoyo de todos los jefes de gobierno para que tomen medidas contundentes para proteger los derechos de los venezolanos y que intercedan en favor de la libertad de los presos políticos. Leopoldo está fuerte y mientras más tiempo pasa en prisión, más determinado está. El panorama político, social y económico venezolano se ve oscuro, pero los líderes de la región tienen una oportunidad de oro de materializar sus aspiraciones para los habitantes de Latinoamérica y garantizar en el siglo XXI el pleno ejercicio de la democracia con el respeto a los derechos humanos como centro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

en presunto asalto Asesinan a directivo de cadena mexicana Televisa

Antes de incorporarse a Televisa en 2013, Lagos Espinosa se desempeñó como directivo en varios bancos.
Tomada de internet

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código