Libertad, igualdad y fraternidad

Siento la necesidad de cambios legales y constitucionales que nos lleven a fortalecer los derechos económicos, sociales y culturales

Es libre un pobre? ¿Puede haber libertad donde hay extrema desigualdad económica? Contesto con el preámbulo de un pacto internacional del que Panamá es signatario: con arreglo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “no puede realizarse el ideal del ser humano libre, liberado del temor y de la miseria a menos que se creen las condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos económicos, sociales y culturales, tanto como de sus derechos civiles y políticos”.

Aunque transcurren tantos años, el ser humano parece no querer, o no saber, cómo llegar a un mundo de libertad e igualdad. Siento que, política y económicamente hablando, no es posible la libertad en una sociedad extremada por la desigualdad ante la ley como se establece en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. En nuestro país muchas leyes están diseñadas para favorecer la corrupción, pero también para fortalecer un sistema económico donde la brecha entre ricos y pobres se acrecienta en extremo. Siento la necesidad de cambios legales y constitucionales que nos lleven a fortalecer los derechos económicos, sociales y culturales, así como los derechos civiles y políticos que den oportunidades a los ciudadanos por igual. No hay libertad con extrema desigualdad económica. Un cambio hoy, nos obliga a replantear el modelo de sociedad saliéndonos del esquema en que “libertad” es entendida como liberalismo posesivo usurero, “igualdad” como totalitarismo comunista sin libertad, y fraternidad como un homenaje a Caín. Necesitamos recuperar los derechos humanos con libertad e igualdad, y necesitamos defender radicalmente la naturaleza.

En este sentido quiero destacar cinco cosas que vienen ocurriendo en el mundo y que podrían tomar fuerza para un cambio real: (1) Grupos de mucho poder aceptan que la mala distribución de la riqueza en el mundo nos lleva a la violencia, y que la globalización como ha sido manejada, no sirve; (2) El Foro Social Mundial de Porto Alegre busca replantear luchas sociales; (3) Los grupos ambientalistas siguen luchas, pero también deben replantear sus agendas y leer El Emilio de Rousseau; (4) La ONU promueve la “responsabilidad social” intentando cambios con empresarios altruistas; (5) Amnistía Internacional (AI) se vuelca hacia la defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, considerándolos como derechos humanos, y no sólo lucha por la defensa de los derechos civiles y políticos.

Este último es el cambio que más me ha impactado. Amnistía Internacional está experimentando una variación histórica en su enfoque del problema de los derechos humanos. En su informe anual del año pasado, AI habló de “un mundo en el que la globalización está repercutiendo en todos los Estados nación y poniendo la pobreza en primera línea del programa de derechos humanos…”. Y agregó que “los desafíos en materia de derechos humanos surgidos a causa de la globalización han llevado a Amnistía Internacional a ampliar su ámbito de trabajo a la promoción de los derechos humanos en la comunidad empresarial”. Pues bien, al parecer AI está tomando cada vez más en serio el tema. En el último informe de este año 2002, dijo que “el respeto hacia los derechos humanos abarca no sólo su universalidad, sino la indivisibilidad de todos ellos, económicos, sociales y culturales, así como civiles y políticos. A medida que se va expandiendo la globalización, aumentando la riqueza de unos y la miseria y la desesperación de otros, los activistas de derechos humanos no sólo deben promover la justicia legal, sino también la social”. El comunicado agrega que “en agosto de 2002, Amnistía Internacional amplió su programa de trabajo para incluir en él las nuevas exigencias que plantea un mundo en cambio constante. En el futuro, la organización no sólo se ocupará de los derechos civiles y políticos, que han sido el centro de su acción durante 40 años, sino que también se movilizará para asegurarse de que se respetan los derechos económicos, sociales y culturales”. ¿Interesante no?

La universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos implica que, para llegar al ideal de la libertad e igualdad, se deben respetar en todo el mundo los derechos civiles y políticos, tanto como los sociales, económicos y culturales, y viceversa. Esta es la base de una doctrina para la revolución que necesita el mundo. Incluso la lucha contra la corrupción debe pasar por el tamiz de este cambio mundial. Así se dijo hace más de 200 años en la parte inicial de la Declaración de los Derechos del Hombre: El desprecio de los derechos del hombre es causa de la corrupción de los gobernantes.

Hasta ahora me he referido en este artículo, casi exclusivamente, a dos postulados de la Revolución Francesa: libertad e igualdad. Pero ¿qué hay de la fraternidad? ¿Ella es posible? Para comenzar a responder a esa pregunta propongo algo muy sencillo. Consiga una de las más hermosas canciones que hay. Me refiero a Imagin de John Lennon. Allí se podrá escuchar un idealismo conmovedor cuando se dice por ejemplo: “Imagina que no haya posesiones/ me pregunto si tú puedes/ que no haya necesidad de gula o hambre/ que haya una hermandad en el hombre/. Imagina a toda la gente/ compartiendo el mundo/. Tú debes pensar que soy un soñador/ pero no soy el único/ tengo la esperanza de que algún día te nos unas/ y el mundo sea como uno”.

Usted debe escuchar esa canción y enseguida preguntarse si es posible caminar hacia un mundo de “libertad, igualdad y fraternidad”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Jul 2019

Primer premio

6 3 1 1

CBDD

Serie: 18 Folio: 7

2o premio

3561

3er premio

2291

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código