ASUNTO DE VOCACIÓN

¿Maestro o profesor?: Catherine E. Muñoz Arango

Entre las múltiples faltas que tiene nuestro sistema educativo, el problema docente es uno de los principales. La gente tiene la idea de que los educadores todos son como los que protestan en las calles, que no imparten clases, que no tienen metodología, etc. Todos esos juicios podemos resumirlos en uno solo: falta de vocación. Debemos preguntarnos qué puede enseñar un educador que no tiene el interés de enseñar, qué no siente amor por lo que hace, sino que ve su tarea como una obligación. Pues, simplemente frialdad, desinterés por parte del estudiante y quién sabe qué más.

Mi padre transmite nostalgia cada vez que habla de sus maestros de escuela, entre ellos los hermanos de La Salle y dos profesores de historia, pero no entendía cómo él podía hablar con tanta pasión y admiración por unos profesores de escuela. Cuando llegué a la Universidad, por fin, entendí qué era un maestro.

Mis profesores, sin darme cuenta, se convirtieron en una guía, un faro en la oscuridad, en un modelo a seguir, en mis maestros. Un maestro es aquel que te envía al camino de la libertad, te construye, te toca el alma, te enseña para vivir. Es quien es fiel ejemplo de practicar lo que dice, es un ejemplo para los demás, casi como Kant decía “actúa de modo que la máxima de tu voluntad pueda valer siempre, al mismo tiempo, como principio de una legislación universal”.

El maestro no transmite solo conocimientos como un simple educador, el maestro es consciente de que trata con un ser humano, enseña a pensar y no adoctrina a sus alumnos.

El maestro tiene vocación, enseña todo lo que sabe sabiendo que su discípulo puede sobrepasarlo, el educador no.

Todo esto puedo resumirlo en una frase de Eduardo García Máynez: “El profesor transmite conocimientos, el maestro hace pensar, es guía para la vida y suscita vocaciones y entusiasmo”.

Mis maestros universitarios me dieron el ánimo, la valentía y el entusiasmo necesario para vivir. Gracias a ellos aprendí que debo ser paciente y que más que hablar, debo callar, escuchar y reflexionar.

Por ellos sé qué quiero ser y qué no quiero ser, un maestro me dijo una vez que hasta del profesor más malo se aprende por negación.

Muchas fueron las personas que me dijeron que debía aprovechar mi etapa como estudiante en la escuela, que después la extrañaría y sentiría tristeza y nostalgia. Pues, qué equivocados estaban, la etapa más importante de mi vida ha sido mi etapa como estudiante de la Universidad de Panamá, gracias a la labor de mis maestros.

Lloraré amargamente el día en que no estén junto a mí y entonces se cumplirá el ciclo de la vida: les hablaré a mis hijos y a mis nietos de mis maestros así como una vez mi padre hizo conmigo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código