PROBLEMAS POR RESOLVER

Mi experiencia en el Metro Bus: Delfo A. De Lora Rivera

Los pasados 22 y 23 de julio llevé mi carro a mantenimiento y tuve la desgracia, al igual que muchos panameños y extranjeros, de usar el transporte público. El 22 de julio dejé mi carro en la Mitsubishi de Tumba Muerto y tomé un taxi para ir al Hospital Nacional. Tuve la sensación de que el taxista me robó por lo que me cobró. Después, decidí no pagar los $8.00 que me cobran por llevarme a mi casa. Así que decidí utilizar el Metro Bus, por solo $.25, con aire acondicionado, cómodamente sentado y todo lo demás. Decisión errada.

Primero, tuve que esperar cerca de una hora antes de subir a uno de la ruta Tumba Muerto hacia Los Pueblos. Estaba en una parada frente al Parque Porras. Todos los buses Metro que pasaban eran de la ruta Corredor Norte y los dos que iban para la Tumba Muerto pasaron sin parar, haciéndose los ciegos, a pesar de que casi se me caen los brazos, al igual que a otros pasajeros, de tanto indicar que pararan. Después, noté que todos pasaban llenos, así que caminé hasta otra parada, ubicada casi frente a El Machetazo de Calidonia, que estaba llena de usuarios. Allí no había techo ni asientos, solo un poste con el letrero de Metro Bus.

En el transcurso de una hora pasaron 15 de la ruta Corredor Norte, muchos iban vacíos. Finalmente llegó uno de mi ruta, pero completamente lleno; no que quedó más remedio que subirme y viajar de pie hasta Los Pueblos. Yo tengo 63 años y me imagino el vía crucis que pasan las personas de más edad. El director de Tránsito debería poner en cintura a la compañía del Metro Bus que, en mi opinión, incumple lo pactado con el Gobierno, porque no presta el buen servicio que, supuestamente, debe dar a todos los usuarios. Deberían poner más buses en la ruta Tumba Muerto y menos en la del Corredor Norte.

Además, en las paradas todavía no se indica el horario de los buses de las diferentes rutas. Tienen razón los que aún se quejan por el asunto de las paradas y no entiendo cómo el flamante director de Tránsito no arregla un problema tan sencillo ni el “relajo en el transporte”; ya hubo varios muertos más en Chepo.

Lo felicité en mi artículo “El relajo en el transporte: Una luz en el túnel”, porque, finalmente, vi a los policías en motos, aunque estacionados, no rodando en todas las avenidas de esta ciudad, como sugerí. Bueno, eso fue un operativo de un día –como siempre– no algo permanente, como debe ser.

El presidente Martinelli debería cambiarlo ya y poner a alguien capaz de resolver problemas como el relajo en el transporte y los que hay con el Metro. Problemas que se evitan con planificación, capacidad de ejecutoria y carácter para aplicar los reglamentos de tránsito, las leyes y contratos. Si es familia –como he escuchado–, entonces, que lo ponga en otro puesto en donde no le haga tanto daño a la buena imagen del Gobierno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código