CIUDAD EN CAOS

El Metro Bus y otras calamidades: Gil Moreno

Siempre se pensó que con la modernización del transporte se mejoraría el servicio, que al fin el ciudadano de a pie tendría un gran alivio y que los llamados “diablos rojos” pasarían a la historia como el peor sistema de movilización que ha tenido la ciudad capital.

Lamentablemente, las cosas no han mejorado, porque estos buses, además de su gran tamaño, solo tienen capacidad para llevar entre 33 y 35 personas sentadas y 50 de pie. Es un medio de transporte lento, pesado y difícil de maniobrar; que no está diseñado para transitar por las calles de esta ciudad, lo que provoca tranques y alteraciones en las vías públicas.

Los usuarios del sistema se quejan por las demoras en el servicio. A veces tienen que esperar una o dos horas para abordar el Metro Bus, además se les dificulta la recarga de las tarjetas de pago. Como se han cambiado algunas paradas, muchos comerciantes se quejan porque sus negocios han sido afectados, y culpan al Gobierno de esta situación.

Otra de las fallas que se puede observar es la mala administración de la empresa y la falta de coordinación en la salida y llegada de los buses. En ocasiones, un autobús viaja vacío desde Río Abajo para prestar servicio en Santa Librada. Además de todos estos problemas, gran parte de los vehículos se encuentra parado en los talleres por falta de piezas. Muchos ciudadanos consideran que es un negociado de personas influyentes, que no se hicieron las debidas consultas, que no son los vehículos apropiados para la ciudad y que, tarde o temprano, el sistema colapsará, como ocurrió con los autobuses que trajo la dictadura en los tiempos de Omar Torrijos.

Por otra parte, tenemos que el Metro (en plena construcción) es un tren eléctrico, con un alto consumo de energía. Se utiliza en las grandes ciudades con el inconveniente de que puede acarrear gastos adicionales para los usuarios a causa de los trasbordos.

La pregunta que muchos se hacen es: ¿Será el Metro la solución a la grave crisis del transporte en la ciudad de Panamá? Muchos consideran que no, que es un lujo que no podemos darnos, cuando hay tantas otras necesidades por resolver como la escasez de agua en la capital y en el interior o la mala distribución de la riqueza. A pesar de haber alcanzado el grado de inversión, estamos muy cerca de países empobrecidos como Haití, en donde la miseria es alarmante.

Otro problema que nos afecta es el alto costo de los artículos de primera necesidad por la falta de controles adecuados. Esto se presta para los abusos de comerciantes inescrupulosos, principalmente en las áreas apartadas. Y, por último, la grave crisis de la basura, un problema de arrastre que ningún gobierno ha tenido la capacidad ni el interés de resolver. Por esta negligencia, la capital y sus alrededores parecen un inmenso basurero.

Este estado de cosas contrasta con el que se observa en ciudades mucho más grandes, como Londres o París; esas son urbes ordenadas y limpias (no se ve una sola hoja de papel en las calles), en ellas los deshechos se recogen a tiempo, en recipientes adecuados, y las personas contribuyen al aseo cuando no tiran desperdicios por donde pasan, al contrario de lo que vemos entre los ciudadanos de este país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código