DEFENSA DEL PAÍS

Misión a París: Adolfo E. Linares Franco

En su libro Misión a Washington 17 de enero al 3 de abril 1964, obra de obligatoria lectura para todo aquel que se jacte de ser panameño, el ilustre patriota Miguel J. Moreno Jr. nos narra un paraje de nuestra historia, lamentablemente conocido por muy pocos. Luego de los aciagos sucesos del 9 de enero de 1964, el presidente Roberto F. Chiari nombra a Miguel J. Moreno Jr. como embajador representante de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para que, armado solo con sus únicas armas posibles: la verdad de sus argumentos y la entereza de sus patriotismo, planteara ante ese organismo y el mundo los actos de barbarie cometidos por el ejército de Estados Unidos de América hacia un pueblo desarmado, que solo buscaba hacer valer el derecho intrínseco, pero reconocido por el propio Estados Unidos por los acuerdos firmados el 7 de enero de 1963, de izar su bandera dentro de su propio territorio.

A quién se le hubiera ocurrido siquiera que un país diminuto como el nuestro y sin ejército, pudiera doblegar y ganarle una batalla al coloso del Norte en una época en la que el imperialismo colonial norteamericano estaba mucho más acentuado que hoy en día.

Pero Miguel J. Moreno lo logró, armado solo con la verdad de los hechos, la inteligencia de sus argumentos y con un profundo convencimiento de que los valores y la dignidad del pueblo panameño, ejemplarizados en ese momento histórico, tenían que ser preservados a toda costa y contra todos los males.

Cuarenta y siete años después, Panamá se encuentra en una encrucijada parecida a la que les acabo de narrar. Nuestro agresor ya no es solo Estados Unidos, sino los países del G-20 y la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD), quienes liderados por el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, nos han tildado, una vez más, de ser un paraíso fiscal y han amenazado con aislarnos de la comunidad internacional.

De nada han valido los argumentos probatorios que comprueban lo contrario y que reflejan que, si existen paraísos fiscales, más se acercan a este término importantes miembros del G-20 y la OECD que nuestro país.

Tampoco pareciera que ha importado que Panamá haya suscrito una serie de tratados para evitar la doble imposición fiscal con unos 12 países y un acuerdo de intercambio de información fiscal con Estados Unidos. Mucho menos el tener un centro bancario con más regulaciones y restricciones que los centros bancarios ubicados en países miembros de dicho cartel.

Es obvio, entonces, que lo que estos países miembros de la OECD buscan no es la cacareada transparencia fiscal sino acabar con el centro financiero internacional que funciona en Panamá, ya que este ha demostrado ser muy atractivo y, además, les hace una seria competencia a los suyos.

Basta ya de tanta humillación. Ya es hora de enviar el mensaje alto y claro de que nuestro país no va a seguir soportando, cándidamente, estas injustas acusaciones, de brazos cruzados. Nuestra posición, al igual que en 1964, es más fuerte y contundente que la de nuestros detractores, porque está cimentada en la verdad y en la justicia.

Las primeras reacciones que tuvo el Gobierno, en especial del canciller Henríquez, el ministro de Lima y el presidente Martinelli, luego de las declaraciones del presidente Sarkozy, fueron atinadas y dichas con la entereza y fuerza que el momento requería. Como segunda parte de la ofensiva ante el agravio cometido por el presidente Sarkozy, el presidente Martinelli decidió ir a Francia a entrevistarse con el presidente Sarkozy para pedir las explicaciones y disculpas que nuestro país se merecía. Al igual que Miguel J. Moreno, el presidente Martinelli tiene consigo las armas más poderosas que pueden blandirse en la diplomacia internacional: la verdad y la justicia y, por ende, a pesar de las presiones y amenazas que –seguro estamos–, le hará algún país de la OECD, debe arroparse con la bandera de la dignidad nacional y no doblegarse ante los intereses foráneos que buscan debilitar nuestra economía. Mantengo la esperanza de que al presentarnos el Gobierno el informe de tan importante misión todos los panameños nos sintamos orgullosos de los protagonistas de esa “Misión a París” como nos hemos sentido del protagonista de la “Misión a Washington”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código