COMBATIR LA CORRUPCIÓN

Mitos sobre la validez probatoria de la auditoría forense: Carlos García Molino

Algunas personas alegan que en los procesos que adelanta el Tribunal de Cuentas para juzgar las cuentas de los agentes y los empleados de manejo cuando surjan reparos por razón de actos irregulares, el resultado de la auditoría forense no tiene valor probatorio si no es realizada por auditores de la Contraloría General de la República.

Una auditoría forense hecha por un contador público autorizado y un auditor forense idóneos (certificado en temas de fraude, corrupción y lavado de dinero) basa su fortaleza en la búsqueda de la verdad y en aportar evidencias irrefutables, precisas y pertinentes, con la participación de un equipo multidisciplinario, compuesto con profesionales de distintas disciplinas (tributación, ingeniería, abogados, contabilidad de costos, delitos informáticos, médicos, técnicos de criminalística, en el uso del polígrafo, etc.) que garanticen las pruebas necesarias en una causa patrimonial, penal o de otra índole, y lleven a la condena de los imputados, al margen del tiempo transcurrido entre el delito y la fecha de la investigación.

La auditoría forense es una alternativa para combatir la corrupción y los delitos cometidos por parte de funcionarios deshonestos o de sus patrocinadores externos. Permite que un equipo de profesionales desarrolle un trabajo riguroso con los objetivos de prevención y la emisión, ante la materialización del hecho, de conceptos, pruebas documentales, financieras y operativas, testimoniales u opiniones de valor técnico, que le permitan a la justicia actuar con mayor certeza. Especialmente en lo relativo a la vigilancia de la gestión pública.

La prueba es la reactualización, la representación de un hecho. A medida que el juez observa el estado de las cosas o la conducta de las personas (reuniendo elementos probatorios) se irá formando su criterio hasta quedar convencido de la existencia del delito y la responsabilidad del autor. La conciencia del juez pasa por etapas sucesivas, es así que la certidumbre judicial se alcanza en base a los grados del conocimiento presentado por la auditoría forense. ¿Se debe despreciar una prueba lícita a favor del bien público?

El Tribunal de Cuentas, como órgano constitucional en su función autónoma tiene la facultad de interpretar el derecho y puede aceptar las pruebas que surjan de una auditoría forense impulsada por un ente estatal en defensa del interés público, para reparar el daño o perjuicio económico cometido contra el Estado. Concluimos que la auditoría forense, con sus características de modelo de control e investigación, basada en procedimientos y técnicas, permite contar con el enfoque y herramientas que ayudan a prevenir, detectar y perseguir a los funcionarios corruptos y a sus cómplices externos, que actúan en contra de los bienes públicos.

El auditor forense está entrenado para realizar una investigación especial y científica, y debe cumplir con las condiciones necesarias para completar su tarea, así como para conocer y examinar los hechos y circunstancias de cada caso, resguardando aspectos éticos de la dignidad profesional y emitiendo resultados objetivos y reales que permitan la aplicación efectiva de la justicia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código