SOCIEDAD

Niñez, compromiso de Estado: Aisaida Batista

Cientos de niños y niñas de nuestro país esperaban recibir ayer, en su día, un regalo y algo de golosinas, algunos sin saber realmente qué es lo que se celebraba.

Muchos otros, los de las regiones apartadas, tal vez no esperaban nada, porque no sabían de algún motivo o razón. Para ellos, cada día se parece al otro y deben hacer lo que siempre hacen.

Tal vez los adultos tampoco estemos claros, porque inicialmente celebrábamos la fecha en el mes de noviembre, entre tambores y desfiles, y el cambio de fecha para el mes de julio no logra instalarse del todo en la conciencia de las personas.

Recordando por qué dedicamos una fecha a celebrar a los niños y niñas en el mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1954, recomendó a los países instituir un Día Universal del Niño, invitándonos a todos a realizar actividades que promuevan el bienestar óptimo para su desarrollo, entendiendo por niño a toda persona menor de 18 años.

Celebrar este día es la oportunidad perfecta que tenemos todas las generaciones para visibilizar en los niños y niñas de hoy a quienes serán los hombres y mujeres que administrarán el país, las instituciones y la sociedad.

Es un tiempo para jugar, reír, compartir, pero sobre todo para reconocerlos como seres humanos, con necesidades que deben ser atendidas. Por ello, urge revisar las políticas públicas en esta materia, para que trasciendan las acciones inmediatas y emergentes, y dar respuestas a la realidad en que viven los menores en Panamá. Es un tema pendiente.

Lograr que nuestra sociedad sea respetuosa de los derechos humanos, especialmente los de la niñez, involucra la buena voluntad de cada uno de los ciudadanos y actores estratégicos. Debemos asumir este compromiso para garantizar que ningún menor de edad vea su desarrollo óptimo detenerse; para que no miremos con indiferencia ni justifiquemos el trabajo infantil, el maltrato ni la explotación sexual, y para que todos los habitantes de nuestro hermoso país conozcamos el significado de ser niño.

Por ello, es impostergable que los adultos, los padres de familia, las autoridades locales y responsables en materia de niñez, es decir, el Estado panameño, todos nos esforcemos por propiciar un clima de paz, que adecentemos la política y elevemos la educación al máximo nivel, con calidad. Como la pequeña Malala, pensemos en “que con libros y lápices se transforma la realidad”.

Por ello, démosle la oportunidad, porque solo sé es niño una vez.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código