CERTEZA DE CASTIGO

El caso de Noriega: Panamá necesita verdad y justicia: Brittmarie Janson Pérez

Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos (Coha), escribió recientemente que Panamá, en un “modesto acto de decencia”, debe permitir que Noriega pase sus últimos días en su casa. Basa su argumento en que el exgeneral y exdictador panameño tiene 77 años, ha cumplido 22 años de cárcel en el extranjero y no fue más que un cómplice de la densa y oscura telaraña tejida por el gobierno de Washington para acabar con los sandinistas, en Nicaragua, y el Frente de Liberación Nacional Farabundo Martí, en El Salvador.

Señalando que a Washington poco le importaba que Noriega estuviera involucrado en el tráfico de narcóticos y armas, Birns afirma: “El caso de Noriega es una burda hipocresía, ya que no se ha dicho toda la verdad en cuanto a la naturaleza de las relaciones de Panamá y Estados Unidos durante el régimen de Noriega de 1983 a 1989, así como de los detalles exactos en cuanto a las conexiones entre la ciudad de Panamá y Washington durante ese período”. (http://www.coha.org/how-about-a-modest-act-of-decency-to-one-very-flawed-former-panamanian-dictator/)

En pocas palabras, Birns cree que Noriega ahora tiene derecho a vivir cómodamente en su casa en Panamá, solo porque fue cómplice de Washington y no se han revelado todos detalles de esa complicidad. Además, arguyendo que “claramente sería un castigo cruel e inusitado” enviar a Noriega a una cárcel desagradable, no solo incurre en inexactitudes. Birns admite que en vísperas de la invasión vino a Panamá invitado por Noriega y que, posiblemente, fue el último norteamericano con el cual Noriega habló antes de la invasión. Es decir, fue uno de los extranjeros incautos que Noriega trajo a Panamá para que hablaran bellezas de su dictadura.

El director de Coha debe explicar en base a cuáles datos asegura que Panamá bajo el presidente Martinelli es aún más corrupto que bajo Noriega. Además, llama la atención que Birns haya pasado por alto las atrocidades perpetradas contra el pueblo panameño por Noriega desde 1968 para mantener a Torrijos en el poder. Aparentemente, considera que Panamá, siendo un país pequeño y tercermundista, no tiene derecho a exigir que Noriega permanezca en la cárcel por todos los años a que fue sentenciado por secuestro, corrupción y los homicidios de Spadafora y Giroldi.

Es indudable que Noriega cometió crímenes de lesa humanidad. Tras anular las elecciones presidenciales de mayo de 1989, porque ganó la oposición, el dictador narcotraficante se apoderó de la nación, inventado un gobierno a todas luces ilegítimo. Seguidamente, Noriega y sus gángsteres sometieron al pueblo panameño a un vía crucis de asesinatos, atropellos, persecución, torturas y violaciones. Por esa represión tuvieron que salir huyendo al exterior miles de panameños decentes. Finalmente, Noriega fue responsable por la invasión porque si hubiera entregado el poder cuando debía, esa terrible tragedia no hubiera ocurrido. Los ciudadanos panameños tenemos derecho no solo a saber las verdades que Noriega debe revelar, sino también a que se haga justicia, porque quienes creen que la dictadura militar ha sido extinguida están muy equivocados. Muchos cómplices de Noriega ocupan posiciones de poder e influencia actualmente en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código