MIRADA CRÍTICA

Nuevos ‘zonians’, una pesadilla: Rimsky Sucre Benjamín

Nuevos ‘zonians’, una pesadilla: Rimsky Sucre Benjamín Nuevos ‘zonians’, una pesadilla: Rimsky Sucre Benjamín
Nuevos ‘zonians’, una pesadilla: Rimsky Sucre Benjamín

Los antiguos pobladores de origen estadounidense de la llamada Zona del Canal de Panamá lograron una gran hazaña, al rediseñar y reorganizar la excavación de la vía entre dos océanos. Además, aprovecharon los adelantos ingenieriles de inicios del siglo XX y los descubrimientos epidemiológicos de la época contra la malaria y la fiebre amarilla, para culminar la construcción, operación y administración de esta “maravilla del universo” de manera eficiente. Como héroes que potenciaron el poderío de Estados Unidos, fueron premiados con enormes privilegios, subvenciones, exoneraciones y lujos que les permitieron establecerse en un paraíso terrenal y tropical, quedándose aquí por varias generaciones.

Este trópico, maravilloso y saneado, se convirtió en su noble vecindad (servicial y sumisa), pero confundió a su prole de forma tal que no se sentían estadounidenses ni panameños. Gracias al goce por el usufructo de los ingresos y servicios del Canal, se creó“una nueva raza en América”, como les llamaría en la década de 1950 mi padre Toño. Y es cierto, ellos se sentían realmente soberanos en aquel territorio. Los ingresos del Canal y de los surplus del Ejército acantonado aquí se utilizaron para lobbies en el Senado y en el Congreso de EU, y para coloquios con panameños “prominentes”, manteniéndose seguros y tranquilos hasta colmar la paciencia de los ciudadanos más conscientes, por sufrir de cerca las inequidades de la discriminación económica y social de esa aberrante relación.

Los zonians, rechazados aquí y allá, se han ido. Y los que se quedaron ahora están integrados a la tierra que les vio nacer. Estos despertaron bruscamente del sueño encantado y han comprendido esas viejas reclamaciones panameñas. Ya no añoran su pasado, pero aman el presente. Sin embargo, los que se fueron y algunos de nuestros conciudadanos que tenían carta blanca en Quarry Heights Officer’s Club, Horoko, Golf Club, Balboa y Gamboa Yatch Club, en la Gobernación del Panama Canal, en la Embajada y el Consulado de EU, hoy no solo añoran aquellos tiempos, sino que toman el viejo rol, prosperan aun más en soberanía y utilizan los mismos medios para el control, explotación y usufructo insostenible del Canal y de las áreas que han revertido.

Hoy, estos tienen el descaro de tildar de “nuevos zonians” y de “enemigos del progreso” a quienes quieran defender la preservación de ese patrimonio nacional, especialmente, su carácter arquitectónico y sus riquezas naturales; borran nuestra historia en forma sistemática, hábil y audaz, porque se sienten más estadounidenses que los nacidos en aquella nación, y se regodean con reglamentos y autodecretos que permiten el hermetismo y elitismo corporativo empresarial. Ellos utilizan enormes sumas de dinero para hipnotizar a la comunidad nacional e internacional, mientras tanto, por ejemplo, dan visto bueno a proyectos destructores de los recursos naturales, para luego angustiarnos con la sequía y la escasez del recurso agua.

A muchas generaciones que lucharon por la soberanía y la dignidad nacional, que han producido cientos de profesionales y ciudadanos brillantes, excelentes técnicos, trabajadores y obreros útiles en demasía, se les ha vedado el acceso a posiciones hasta de porteros en el Canal, con excusas baladíes. Ni hablar de la posibilidad de ocupar cargos directivos, si proceden de escuelas o colegios populares. Aquellos que lo han logrado ha sido por su participación en las negociaciones de los tratados en los tiempos en que las mentes más politizadas y preclaras eran necesarias para que ambos, Estados Unidos y Panamá, por motivos estratégicos y geopolíticos, pudiesen superar las causas del conflicto, puestas en evidencia ante el mundo debido a las continuas luchas generacionales y la eclosión del 9 de enero de 1964.

Esos son los “nuevos zonians”, viven, compran, venden y pelechan de todo lo nacional, en especial, de la nueva coyuntura propicia para los businesses. Si no moderan sus ambiciones y su rumbo, veo un nuevo 9 de enero, pero con adultos decepcionados e indignados. En mis pesadillas veo otro 9 de enero de ruptura con la opresión mercantilista que irresponsablemente pone en peligro nuestra débil soberanía (por lo del “paraguazo del Pentágono” y la neutralidad). ¡Qué pena y qué horror! ¡Despertemos!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIONES El magnate fundador de Apotex y su esposa murieron estrangulados

Aparentemente no hay señales de que las muertes hayan sido premeditadas o de que los Sherman sufrieran de depresión.
AFP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código