FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Trataremos el tema desde las 2:00 p.m.

INGENIO Y VISIÓN

´Océano Azul´ hace a Panamá más competitivo: Eddie Tapiero

No se trata del Atlántico o del Pacífico, sino de una estrategia de negocios basada en el concepto de “innovación de valor”. El libro maestro se llama Océano Azul y señala que todas las industrias cambian, se reinventan y nacen de nuevo, y que las empresas que pueden innovar son capaces de hacer su competencia irrelevante, aun pareciendo amenazantes. Recordemos la curiosidad histórica, como lo señala David McCullough (Un camino entre dos mares), que a fines del siglo XVIII la ruta más apostada por Washington era inicialmente Nicaragua, para abrir el canal.

La estrategia le da un peso igual a la creación de “valor” y a la “innovación” para crear algo distinto a lo existente. De esta forma, se proyectan cambios en la estructura de utilidad, servicio y costos buscando un mercado híbrido dentro de una industria tradicional. Esto se observa en las carretas de comidas que nos invaden con arepas y otros productos gastronómicos internacionales; han creado un nuevo mercado sin enfrentar directamente a los restaurantes.

Otro ejemplo de la estrategia se muestra en el caso del famosísimo Cirque du Soleil, que recientemente nos entretuvo. Esta empresa de espectáculos creó un mercado nuevo y cautivó a un público dispuesto a pagar mucho más de lo que se da por un circo convencional. Todavía no sabemos si Soleil es circo o una compañía de teatro viajando continuamente.

En Panamá el “Océano Azul” estuvo presente en la creación de la Zona Libre, del Centro Bancario y del registro naviero. Esos mercados fueron creados o modificados en donde no existía nada similar.

Hoy día la expansión China ha impulsado iniciativas de conectividad interoceánica en México, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y Colombia que afectan a Panamá. Para los próximos 10 años se esperan varios proyectos de conectividad marítima que incluyen más de 10 ferrocarriles, cuatro oleoductos y por lo menos cinco autopistas de costa a costa, seis puertos modernos, además de varias zonas procesadoras y una zona libre, sin mencionar cuatro canales secos y un canal húmedo por Nicaragua.

Pero el negocio de canales es limitado porque depende del consumo, especialmente de Estados Unidos. Si hoy día pasan 10 buques por el Canal de Panamá, nuevos canales dividirían ese mercado dependiendo de factores como tiempo, costo y eficiencia. Y estas alternativas reducirían significativamente nuestros ingresos generales.

Los panameños no empezaríamos de cero, dado que existen iniciativas con visión. Solo faltan impulsos comprometidos por parte de todos los sectores, públicos y privados que apoyen los esfuerzos como los talleres del Ministerio de Comercio e Industrias sobre prioridades de infraestructura, recursos humanos e innovación, y procesos de comercio exterior, los esfuerzos de la Secretaria Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación impulsando las carreras científicas mediante becas y el emprendedurismo, gestoras naturales de nuevas empresas. Además de los proyectos de la Autoridad del Canal de Panamá apoyando el conglomerado logístico internacional que incluyen el puerto de Corozal, la terminal de Gas Natural Licuado, la terminal de vehículos, entre otros; así como los vitales proyectos del sector privado de interconexión aérea, y férrea, con las zonas exportadoras y los que agregan valor a la carga.

En todos estos casos está a prueba la ingeniosidad de los panameños para innovar y potenciar nuestra competitividad de mercados, utilizando la estrategia de “Océano Azul”. Solo falta el compromiso. La historia enseña que en estas situaciones los resultados dependen del esfuerzo por parte de todos, no solo del dinero. El Canal y su conglomerado es de todos y sería muy triste que los libros de historia de mañana se lamenten de la generación que pudo salvarlo y no lo hizo.

Hay una ventana corta de tiempo para actuar. Las aparentes crisis ponen a prueba el valor del ingenio y la visión oportuna. ¿Estaremos atentos a las amenazas, naturales, para proteger nuestro patrimonio más preciado? ¿Seremos capaces de dejar partidos políticos y castas sociales a un lado para afrontar los riesgos que vienen o nos sentaremos a llorar, por omisión o indiferencia? Nada queda oculto ante la historia y así saldrán los nombres a relucir en los párrafos de los libros escolares sobre los patriotas que salvaron el Canal o los cobardes o indiferentes que lo perdieron.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código