Otoque

Caciques como Careta, Tatalao y Estivá lucharon fieramente contra los españoles

Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.  Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.

Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.

Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913. Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.

Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.

Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.  Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.

Tomada antes de 1913, la foto nos muestra uno de los dos Otoques, no se especifica cuál. Vestimentas, calles y viviendas han tenido gran evolución. En el fondo el cerro que separa a las comunidades. La fotografía fue tomada del libro ‘Panamá And The Canal In Picture And Prose’ de Willis J. Abbott. Publicada en inglés y en español por Syndicate Publishing Company en 1913.

Otoque, razón de nuestro tema de hoy, es una de las tres islas muy cercanas situadas en el Océano Pacífico frente a Punta Chame. Las islas pertenecen al distrito de Taboga. Las otras dos son Boná y Estivá; las aguas que rodean la última están consideradas como una de las más ricas en pesca de corvina en Panamá. Otoque, la más grande de las tres, tiene una larga historia que les trataremos de resumir.

Antes de llegar los conquistadores españoles a comienzos del siglo XVI, allí y en sus cercanías habitaban plácidamente indígenas. Caciques como Careta, Tatalao y Estivá lucharon fieramente en tierra firme junto a sus huestes, ocasionándoles a los españoles pérdidas considerables en embarcaciones y soldados.Mas fue tan grande la eliminación de los indígenas que hubo que importar más desde Centroamérica, la actual Colombia y el Caribe. De estos se repobló a Otoque adonde arribaron procedentes de Cubagua. Las nuevas leyes españolas de esos tiempos trataron de favorecer a nuestros aborígenes, los que por causa de epidemias o de ataques y castigos terminaron por lo menos en esa zona casi por desaparecer en su totalidad. No nos olvidemos que muchas de las exploraciones iniciadas por los españoles (Pizarro, Gaspar de Espinoza, Pedrarias y otros recorrieron el lugar). En la isla se fundaron algo mas tarde dos poblaciones, separadas por el cerro de la isla. Recibieron los nombres de Otoque Occidente y Otoque Oriente. Con el tiempo esta ùltima creció en todo sentido más que la occidental. Entre ellos, siempre han existido celos y rencillas a causa de diferencias económicas, raciales y de estudios, las que afortunadamente en los últimos años tienden a desaparecer. Las puyas mutuas persisten, pero no son causa de preocupación.

Hoy la emigración de los otoqueños u otoquenses hacia la capital ha disminuido en forma considerable la población, mas no del todo. Periódicamente los nativos vuelven, así sea transitoriamente, a gozar de su lugar.

Otoque Oriente, por ejemplo, tiene sus calles pavimentadas, allí se toma buena agua, y durante las veinticuatro horas goza de electricidad. La pesca es el principal ingreso de la región. Pero hace falta más. El turismo, que hoy se propicia tanto, bien controlado podía ser la solución. La pesca y las playas llamarían la atención. Las casas vacías en ciertas èpocas se podrían utilizar; un buen servicio de lanchas resolvería la situación.

Pero aún hay más que contar. Otoque es un pueblo muy religioso. Cada año se celebran las festividades y procesiones en honor de la Virgen de Fátima el 13 de mayo; la de la Virgen del Carmen el 16 de julio y la de San Nicolás de Tolentino el 10 de septiembre. Este último es el patrono del lugar.

Otoque Oriente posee cuatro barrios que llevan los nombres de Carate, Tatalao, El Puerto y Bella Esquina. Tiene un presupuesto de 75 mil dólares al año. La población de cada una de las dos localidades anda por los 600 habitantes, pero tal como ya se los dijimos esta cambia con frecuencia.

Queremos agradecerle a la representante de corregimiento de Otoque Oriente, Dalinda Rivera de Méndez los datos y las dos fotografías que también les mostramos hoy. Queda pendiente en un futuro unas Raíces de Otoque Occidente. Por favor no nos vayan a mal interpretar.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Oct 2018

Primer premio

1 3 7 9

CADB

Serie: 21 Folio: 10

2o premio

9879

3er premio

5703

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código