MODELO ECONÓMICO

Panamá, y ahora ¿qué?: María Fuensanta Donoso

La agenda de desarrollo de pequeñas empresas o emprendimientos en aceleración es un tema clave para el modelo económico inclusivo y sostenible que siempre hemos defendido desde nuestra perspectiva. Es un momento difícil para nuestro país producto de la falta de legitimidad y transparencia en posiciones de poder que se niegan a entender que un modelo de push de inversiones, sin desarrollo de una economía local innovadora, es previsiblemente riesgoso y fácilmente corruptible.

La “rosca”, como llamara el expresidente de un gremio empresarial en una toma de posesión al propio gremio que representaba, no es un modelo viable de desarrollo para los empresarios exitosos de este siglo. Las “roscas” en una economía global, cada vez más dinámica y abierta, son solo círculos cerrados que destruyen lo que deberían proteger.

Nuestro país ha visto inversiones billonarias, megaobras titánicas y un crecimiento macroeconómico envidiable, pero siguen faltando esos emprendimientos dinámicos de la economía local para acompañar un modelo de desarrollo inclusivo. Es decir, faltan más empresarios (o más apoyo coherente a estos); aquellos que tengan esa visión más allá de la oportunidad de especular con espacios o capitales.

Sabemos que es el trabajo duro, la visión amplia a largo plazo y la innovación constante lo que nos hace competitivos, como empresarios y como país. Sumar esfuerzos reales lejos de intereses personales; apoyar la institucionalidad de la organización que nos acoge; y promover el bienestar del sector que representamos con perspectiva de beneficio para el país es algo duro, pero el único camino. Entendamos, al fin, que la pesca en un río revuelto no es un modelo sostenible de oportunidad, sino meramente de subsistencia; que solo nos deja un río devastado por la codicia.

Si vivimos en este país, si nos consideramos panameños o, simplemente, seres humanos inteligentes, es tiempo de comprometernos a no defender intereses mezquinos que a la larga generan círculos viciosos y autodestructivos. Y es que no hay atajos para esa patria de bienestar que soñamos, y hasta hablar de lograr un verdadero “plan país” se nos queda corto.

Deberíamos aprender a sumarnos a un “plan mundo”, libre de “roscas”, apuntando a una competitividad inclusiva, lograda con inteligencia y transparencia, que pensara más allá de esta generación.

Confíamos en esa inteligencia y esfuerzo de todos, que se precisa ahora más que nunca, pues se nos acaban los peces y hasta el río.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código