INSTITUCIONALIDAD

Panamá, ¿país de primer mundo?: Galia Pérez de Galán

El primer mundo se caracteriza, como pude experimentar en Europa, por una gestión eficaz y equitativa, una institucionalidad a prueba de elecciones y un fuerte apego a la transparencia. Las megaconstrucciones son consecuencia y no génesis de su estado de bienestar. En países con desarrollo social nadie concibe que haya barriadas en que el camión recolector pase cada 18 o 21 días (menos de dos veces por mes), sin que el morador sepa qué día se dará la recolección. No hay excusa válida para evitar la proliferación de insectos, roedores o enfermedades.

En esas naciones no ocurre que alguien que vive a 15 km del centro de la ciudad deba levantarse cuatro horas antes para llegar a tiempo a su trabajo (debido a un fallido sistema de transporte) o para recoger agua potable, porque solo llega una hora en el día. Cuando te apersonas a las dependencias oficiales no es necesario ser amiguito ni llevarse bien con la secretaria de nadie. Eres atendido, eficazmente, en un tiempo estipulado, y si tu documento sale antes, te llaman. Además, puedes llenar una hoja de reclamo en los casos excepcionales en que se incumplen los términos del trámite o atención.

La institucionalidad no solo es sinónimo de la certeza personal de no ser destituido o degradado por razones de tu filiación partidaria (siempre voluntaria), sino y, sobre todo, incluye el respeto por el trabajo realizado (subvencionado siempre por el Estado), el que menospreciado por un simple cambio de autoridades equivale a una dilapidación por parte de los recién llegados. En nuestro entorno, con tristeza, se observa que lo que no se publica el último día de un gobierno, no será publicado jamás, aun cuando se trate de estados de situación que podrían servir para la gestión eficaz y la obtención de colaboración internacional.

La transparencia, regulada en Panamá desde 2002, solamente se ha hecho de obligatorio cumplimiento en la publicación de los salarios, aun cuando la ley expresa que se exceptúan los aspectos en los que por razones de seguridad pueda ser no conveniente su divulgación.

Aquí se pone en el mismo nivel a los técnicos y docentes, con los directores que tienen derecho a protección personal. Los ciudadanos comunes recibimos ofertas de prendas o boletos para ayudar a tal o a cual organización, porque antes de abordarnos los vendedores ya conocen nuestro salario, lo que nos expone a ser asaltados cuando usamos el transporte público.

En el primer mundo, por filosofía, la transparencia incluye el cuestionamiento del directivo y su entorno inmediato, sin que eso derive en la enemistad permanente ni la adjudicación de malos propósitos al cuestionador, porque simplemente las críticas se aceptan como oportunidades de perfeccionamiento.

Bienvenidas las megaobras, como el Metro, siempre que no se olviden de las igualmente necesarias aunque humildes aceras, por ejemplo. Bienvenidas las iniciativas para llevar a nuestro país al primer mundo cuando ellas traigan tras sí gestiones eficaces, institucionalidad y transparencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código