MEDIO AMBIENTE

Los acuerdos de París: un compromiso con nuestro futuro: Oreste Del Río Sandoval

Luego de haber repasado un 2015 marcado por el recrudecimiento de la guerra en Siria, los ataques terroristas en diferentes ciudades del mundo y la dura crisis de refugiados, el acuerdo de la cumbre de París contra el cambio climático parece arrojar una luz de esperanza en el futuro de la humanidad.

Durante dos semanas, representantes de 195 países se reunieron en la capital francesa para discutir un acuerdo que establece, en sus conclusiones, el compromiso de no aumentar la temperatura en el planeta en más de dos grados centígrados para final de este siglo. Adicionalmente, se busca llegar a que el aumento de temperatura no supere en 1.5 grados.

¿Cuál fue la clave del éxito de estas negociaciones? Además de las diferentes instancias preparatorias, la participación de las principales economías del mundo ha sido clave, sumado al liderazgo de figuras que han confirmado su compromiso con la preservación del medioambiente.

La implementación de un acuerdo de este tipo no sería posible sin la actuación de gigantes como Estados Unidos, Francia, India y China, pero además es necesario incluir a países pequeños, como el nuestro, que también se hicieron presentes, y que son los que a priori tienen los menores estímulos para los recortes de emisiones.

Resulta importante en este sentido, destacar la implementación de un plan de ayuda económica que destinará hasta 100 mil millones de dólares anuales para ayudar a los países menos favorecidos, para sufragar los costos de sus planes de reducción del calentamiento hasta 2025.

Además de la determinación con que la clase política tomó este tema y planteó una solución, hay que destacar el protagonismo que diferentes organizaciones de la sociedad civil han tenido para lograr el compromiso de París. Desde hace ya medio siglo, las cuestiones ambientales han comenzado a ocupar las agendas de las oenegés y de los movimientos sociales, constituyendo una de las mayores asociaciones de personas alrededor del planeta. A su activismo hay que agregar las grandes dosis de creatividad para exponer sus reivindicaciones, muchas de las cuales se hicieron presentes durante las dos semanas de la cumbre en la capital francesa.

Estas organizaciones ambientales y de activismo cívico tienen el mérito fundamental de haber introducido en el debate a otros actores importantes: las personas comunes y corrientes, nosotros. Porque, sin nuestro compromiso y esfuerzo, las declaraciones de París resultarán vanas, o peor aún, requerirán de altos costos para las economías de las familias, sobre todo en los países menos favorecidos.

Es tiempo de que cada persona se comprometa, consigo y con las generaciones futuras, a preservar los recursos, a realizar un mejor manejo de la energía que consumimos, a implementar la separación de residuos y el uso de materiales reciclados.

Cualquier acción, por pequeña que sea, ayudará a que dejemos un mundo mejor para las generaciones que vendrán.

Comprometámonos, que entre todos podemos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código