TRANSPORTE, EN LA MIRA

Patentes de corso y buses pirata: Jorge Javier Aparicio Romero

Lamentablemente, se han registrado nuevas tragedias en el transporte público de pasajeros, que tiñen de luto y dolor a muchas familias y opacan el desempeño del debilitado sistema. Se trata de un problema de vieja data, que se agudizó desde la gestión del expresidente Ernesto Pérez Balladares, cuando ya daba señales de estar enfermo. No creo que sea necesario hacer una cronología de los acontecimientos que han convertido este tema en uno de los más controvertidos de los últimos años. A pesar de que en la pasada administración se reguló el transporte en la ciudad capital, los problemas parecen haber aumentado.

“Del desorden al caos” (La Prensa, 24/3/2013), fue el título de un artículo de opinión en el que intenté plasmar la incertidumbre que trajo la implementación del Metro Bus, por la forma tan irregular en que se inició este servicio.

Han pasado algunos años, sin embargo, no se ha encontrado una solución real al grave conflicto del sector y las quejas se mantienen. Con la salida de los “diablos rojos”, debido a la implementación del Metro Bus, la ciudad capital quedó convertida en un mar de desorden e intranquilidad para los usuarios, tal vez, peor que con el sistema anterior. Esto reavivó un mal que ya existía, el de los busitos pirata.

Así, la ingobernabilidad del transporte comenzó a imperar en las calles de la ciudad y se extendió a la zona oeste. Las noticias de accidentes que involucran a estos buses pirata son recurrentes, solo el pasado fin de semana uno de ellos se accidentó en Loma Cová, y en el hecho murieron dos personas y hubo varios heridos.

El presidente Juan Carlos Varela dijo que hará un censo para organizar las rutas piratas y otorgar salvoconductos a los transportistas que prestan el servicio actualmente. ¿Eso no es lo mismo que hicieron las potencias europeas durante la Edad Media y años posteriores, al entregar a sus navíos las famosas “patentes de corso” para operar en contra de las leyes? ¿Por qué nadie se ha atrevido a acabar con esta práctica ilegal? ¿Quiénes están detrás de estos buses pirata? ¿Por qué un día las autoridades de Tránsito se los llevan a todos, pero al día siguiente vuelven a salir a las calles? ¿Quién paga esas costosas multas, las grúas, el patio en donde los meten? ¿Hasta cuándo soportaremos este martirio?

Señor Presidente, a pesar de que usted tiene la potestad de decidir y de otorgar permisos a estos piratas, le pido que tome la mejor decisión y acabe, de una vez por todas, con este flagelo que seguirá llenando de luto y dolor los hogares de más humildes panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código