GESTA DEL 9 DE ENERO

Patria, bandera y sangre: Ana Elena Porras

Este 9 de enero de 2013 los panameños conmemoramos 49 años de la importante gesta patriótica que se inició con una marcha estudiantil pacífica, de apenas un puñado de estudiantes (200 jóvenes y señoritas), acompañados por sus profesores, con la bandera panameña y sus ideales nacionalistas como únicas armas de defensa nacional.

Avanzaron hacia la Escuela de Balboa con la intención de izar la bandera panameña al lado de la estadounidense, para hacer cumplir los acuerdos Kennedy y Chiari, firmados en 1963, y que un año más tarde las autoridades y residentes zoneítas se resistían a acatar. A pesar de haber avisado a las autoridades tanto nacionales como de la Zona del Canal (que era como otro Estado dentro de Panamá), sobre su marcha pacífica para enarbolar nuestra bandera, solo se les permitió a seis estudiantes llegar hasta la Escuela de Balboa, para entonces humillarlos con insultos, empujones y golpizas, propinadas por cerca de 2 mil zoneítas (estudiantes de secundaria, sus padres, residentes y policías) al entonar el himno nacional. También desgarraron y pisotearon nuestra bandera. La comitiva volvió con la bandera y el corazón rotos, acosados por la policía y los zonians.

Enseguida se corrió la voz en Panamá y en Colón de esta agresión tanto injusta como desproporcionada; noticia que ya cruzaba la frontera de la Ave. 4 de Julio y se extendía hacia la ciudad de Panamá. Se sumaron más estudiantes, también universitarios y panameños en general.

Del lado zoneíta, el ejército se sumó a su policía en las hostilidades contra los panameños; cayeron nuestros primeros mártires y fueron muchos los heridos. Los médicos y enfermeras de Panamá y Colón trabajaban de sol a sol para atenderlos; los taxistas se amontonaban en el área de las hostilidades para transportar a los heridos... Esa misma noche, el presidente Roberto Chiari anunciaba oficialmente el rompimiento de las relaciones diplomáticas de Panamá con Estados Unidos, después de exigir al Ejército estadounidense que cesara las hostilidades contra los panameños, una acción extraordinaria en la historia de América Latina y del mundo. Si bien es cierto que ordenó a la Policía quedarse en los cuarteles, contrariando la petición estadounidense de sofocar las rebeliones panameñas, bien hubiera podido (al menos simbólicamente) proteger a nuestros ciudadanos.

En los días siguientes instruyó a sus embajadores en Washington, en la OEA y en la ONU, para que comunicaran la enérgica protesta de Panamá contra la agresión estadounidense. A pesar de las voces disidentes minoritarias y del saqueo a los comercios locales de dueños norteamericanos durante los disturbios, se produjo en Panamá una extraordinaria unidad entre un gobierno de la oligarquía, movimientos estudiantiles, sociedad civil y pueblo patriota. Nos mataron a 22 muchachos idealistas y valientes e hirieron a más de 500 ciudadanos. Cerca de 40 mil panameños salieron días más tarde, convocados por la Iglesia, a solidarizarse con los mártires de la gesta del 9, 10 y 11 de enero de 1964. La presencia de tropas del Ejército de Estados Unidos, con tanques y equipo de combate en la antigua avenida Kennedy y en la avenida 4 de Julio, el 10 de enero, y las descargas que hacían a la población civil presente en las áreas vecinas de la ciudad de Panamá y de Colón, eran innecesarias y tenían como efecto enardecer a la población panameña.

El dolor por el derramamiento de sangre de tan valientes ciudadanos no ha sido en vano. Sin saberlo, estos patriotas lograron cambiar el rumbo de la historia; abrieron un camino inédito para la negociación de un nuevo tratado del Canal que superó, de una vez por todas, el revisionismo del Tratado de 1903, que incluía la nefasta cláusula de permanencia estadounidense en la Zona del Canal a perpetuidad. El Tratado Torrijos-Carter tiene, por tanto, su raíz en el 9 de enero de 1964. Y por ellos logramos la reunificación territorial, el perfeccionamiento de la soberanía del Estado y la nacionalización del Canal. De esta soberanía se alimenta el crecimiento económico del Panamá de hoy. La identidad nacional y la memoria histórica, conjuntamente con la respuesta solidaria del gobierno a la voluntad popular, son la clave para la cohesión de nuestra sociedad y para el éxito económico. Esta es la gran lección del 9 de enero de 1964, fecha de extraordinario valor histórico, como también simbólico, de la nacionalidad panameña.

En nombre del Movimiento Ciudadano por el Fortalecimiento de la Identidad Panameña, expreso la más enérgica protesta por el día puente que afecta la conmemoración de esta memorable fecha, con la dimensión oficial y ciudadana que le corresponde. El día puente favorece el olvido de este episodio, tal vez el más heroico y de mayor unidad nacional de nuestra historia, así como también debilita nuestra identidad y orgullo nacional. Quienes defienden la medida argumentan que un fin de semana largo favorece el comercio y el turismo, sin mencionar que favorece también los accidentes de tránsito, los crímenes y la violencia doméstica causados por el exceso de bebidas alcohólicas. Un fin de semana largo (para beneficio de los comerciantes) significa borrachera y fiesta para la juventud, todo lo contrario de lo que se quiere al conmemorar una fecha luctuosa como esta. Debemos inculcar en nuestra juventud la admiración y el agradecimiento por los panameños que se inmolaron en 1964. Muchos no saben lo que sucedió. Y nosotros, que lo vivimos, tenemos la obligación moral de contar esta hermosa y trágica historia para impedir que se olvide.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código