RECURSO HUMANO

Pertinencia educativa: René Quevedo

Uno de los aspectos que más resaltaron en la recién finalizada Cumbre de las Américas fue su insistencia en la educación para alcanzar “Prosperidad con Equidad”, lema del encuentro.

Panamá ha logrado grandes avances en materia de cobertura educativa, como lo reconoció el Banco Mundial en su informe “Mejores empleos en Panamá, el rol del capital humano” (julio 2012). Pero existe una grave desarticulación entre lo que el sector productivo demanda y lo que el sistema educativo produce.

Esta desvinculación genera falta de “pertinencia” en los contenidos de la oferta formativa local y de capacitación laboral, relativa a las competencias, conocimientos y habilidades que las empresas requieren. Fenómeno que fue ampliamente documentado en el informe que la Alta Comisión de Políticas Públicas de Empleo entregara al presidente, Juan Carlos Varela, el 27 de noviembre de 2014.

Dicho reporte también señala la inexistencia de mediciones que permitan conocer la relación entre los programas educativos (universitarios, técnicos, vocacionales, etc.) y la empleabilidad de sus egresados, así como la falta de un sistema adecuado de “prospección” que ayude a conocer los perfiles de empleo requeridos por los empleadores, necesarios para planificar la oferta académica y suplir dicha demanda futura. En este contexto, los programas educativos y de capacitación laboral en Panamá son meros actos de fe, pues no responden a demandas concretas de empleo y su impacto real sobre la inserción laboral se desconoce.

La evidencia es clara. Aparte de la multimillonaria inversión estatal en educación primaria, secundaria y universitaria, entre 2010 y 2014 el Gobierno nacional asignó $353 millones a la capacitación laboral; de ese total, $115 millones se dedicaron a la formación de jóvenes. Sin embargo, hoy los menores de 30 años solo obtienen el 8% de los nuevos empleos estables generados por la economía, contra el 31% hace 10 años, y el promedio de edad de los que ocuparon los empleos creados entre 2009 y 2014 fue de 45 años.

No es entonces sorpresa que el 83% de los jóvenes de los barrios sienta que sus perspectivas laborales no han mejorado. Panamá es el país latinoamericano con la mayor proporción de adolescentes que ve la educación como una “pérdida de tiempo”.

El sistema educativo tampoco nos está preparando para el futuro. El informe que entregó Nathan Associates a la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá en mayo 2012, relativo al impacto económico de la ampliación de la vía, plantea que entre el 28% y el 45% de los nuevos empleos a ser generados por la economía (2013 y 2025) requerirán la importación de mano de obra, fenómeno que ya ocurre.

La falta de pertinencia educativa no es exclusiva de Panamá. Wendy Cunningham, experta en economía laboral y desarrollo laboral del Banco Mundial, declaró en febrero de este año que “la mayoría de las universidades latinoamericanas están desconectadas de la realidad laboral”.

La inserción laboral es el más importante indicador tanto de la efectividad del proceso formativo como de la rentabilidad de la inversión en educación, por lo que alinear la oferta académica a las necesidades reales del mercado es imperativo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código