MEJOR SOCIEDAD

Plan de desarrollo educativo: Juan Manuel Estribí Pérez

Actualmente, la sociedad panameña se encuentra en un escenario en el que le corresponde estudiar y ejecutar a plenitud las acciones concretas a tomar en materia de política educativa. No ha de ser un plan de gobierno, tiene que ser uno para el desarrollo en materia de educación que no se limite a cinco años, sino que trabaje en las estructuras de ejecución continua para las presentes y futuras generaciones.

El modelo educativo actual debe dejar a un lado la idea de instruir al individuo solo para que ejerza habilidades técnicas en determinado arte, más bien debe prepararlo con pleno conocimiento de la dignidad de su condición humana, con suficiente capacidad de autodeterminación, con la mentalidad de idear grandes y mejores proyectos dirigidos a construir un mundo mejor.

El modelo actual yerra al cortar la inspiración que el niño tiene de conocer el mundo y hacer uso de su creatividad. Desde pequeños, ese potencial es importante, por lo que una adecuada pedagogía aplicada a ellos resulta imperiosa y determinará, sin duda, al futuro adulto.

En cuanto a los jóvenes, es hora de conducirlos para que tengan un encuentro con ellos mismos, lo que solo será posible invitándoles, con los instrumentos pedagógicos adecuados, a reflexionar sobre el sentido de su existencia y el proyecto de vida que quieran llevar a futuro, teniendo como norte la dignidad propia de la que están revestidos.

Claro está que esa meditación a la que ha de llevárseles tiene que conducirles también al estudio de la propia realidad política, social y cultural del país y del mundo. Esto no solo es necesario para que puedan debatir los temas de actualidad, sino porque ellos son parte de esa realidad y ese examen filosófico los conduciría a encontrar mejores respuestas, fuera de la pantalla de los placeres sensoriales, del materialismo y las “modas” de la época.

La educación tiene que estar dirigida además a la sociedad en general. Una sociedad educada no permite el acceso de corrientes foráneas que pretendan distorsionar lo que no es propio de ella. Valores como la solidaridad y la alegría forman parte de nuestras naciones latinoamericanas, por lo que el individualismo y la cultura de la muerte nos resultan ajenas.

Por último, la política educativa ha de trabajarse en el marco de un ambiente de apertura junto con la comunidad educativa en general y profesionales de todas las áreas. Lo último es vital también. De lo contrario, piénsese en una política sin un adecuado presupuesto, sin sostenibilidad ambiental, contrario a derecho, sin tomar en cuenta el aspecto psíquico del educando o sin buenos administradores.

El plan de desarrollo en educación será una realidad en la medida en que logremos convencernos de que es necesario y posible, que nos merecemos algo mejor, que el producto cultural está en la mayoría y que dicha mayoría representa el verdadero poder de decisión.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código