PODER CIUDADANO

Plan B contra la catástrofe de 2014: Erick Candanedo

Dios primero, la alternabilidad histórica en las elecciones en Panamá nos brindará un nuevo gobierno en 2014.

Sin embargo, debemos tener claro que con los trastornos en los poderes del Estado, a saber: deseducación rampante, canasta básica disparada, sistema de transporte parcialmente implementado, delincuencia incontrolable y una administración gubernamental desmantelada (porque la Asamblea Nacional adecuó el parapeto de legislación pública para fines individuales, no para gobernar), hemos retrocedido históricamente en todo lo que realmente importa en este país.

Señores (as), la primera tarea es recuperar los logros perdidos. Será una labor ardua, pues empezaremos el nuevo gobierno con las mismas personalidades en casi todo el engranaje estatal; los jueces no cambian, la policía será igual, los diputados que se postulan prácticamente son los mismos, la mayor parte de los funcionarios se quedará en el cargo.

Si las variables no han cambiado, lo que se avecina es una catástrofe y, citando a Albert Einstein, “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”.

Una golondrina no hace verano. No creo que con la recua de sujetos, los nuevos gobernantes tengan un buen arranque. Es por eso que, desde ya, tenemos que solicitarles que presenten propuestas integrales y funcionales.

Si bien todos dirán que acabarán con la delincuencia y que bajarán los precios de los productos de la canasta básica, lo que realmente queremos saber es ¿cómo lo harán? La tarea que les queda por delante es la de estabilizar una nación en crisis de gobernabilidad, recuperar la credibilidad y la transparencia ante la sociedad y la comunidad internacional, y estructurar un plan para hacer que el engranaje estatal sea eficiente con los mismos sujetos que crearon la actual decadencia.

Lo más absurdo es que situaciones similares a esta solamente se registran en países que salen de una guerra.

Solo una revolución agraria, con un plan estructurado para administrar los cultivos, mejorar el uso de fertilizantes, con granjas experimentales e inversión en investigación agrícola puede abaratar la canasta básica.

Solo una revolución educativa como la que planteó Wilhelm von Humboldt que favorezca la educación técnica, la investigación universitaria y llene las necesidades del sector privado puede salvar la evolución intelectual y práctica del ciudadano.

Únicamente los mejores planes pueden hacer la diferencia en el próximo gobierno. Para ello se requiere a personas documentadas y preparadas, con capacidad para estabilizar el sistema gubernamental, con sólidos principios sociales y habilidad para dirigir instituciones con grandes deficiencias administrativas.

Estamos a tiempo de exigir profesionalismo en las propuestas de 2014. No aguantamos más neófitos, ineficientes, dirigiendo el engranaje estatal; ellos se han ganado un cargo por popularidad o amiguismo, pero son incapaces de dirigir sus propias vidas.

Debemos enseriarnos y exigir propuestas integrales, que agreguen valor a la vida del panameño. Repudiemos a aquellos que con eslóganes sensacionalistas solo desean ganar una campaña.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código