CAMBIOS EN POLÍTICA

¿Será que ´Podemos´?: Daniel R. Pichel

El mundo está harto de las triquiñuelas de la política y de cómo los políticos se aprovechan de las reglas del juego para sacar beneficios. Llevamos años en que las elecciones de muchos países reciben apoyo de aquellos que articulan discursos alrededor del “cambio”. En 2009, Panamá escogió a quienes proponían cambios en la forma de hacer política, aunque el resultado no fue el esperado, pues se cayó en los mismos vicios que se criticaron en campaña.

En Estados Unidos, las encuestas demuestran que la gente está harta tanto de los demócratas como de los republicanos. Tratar de enfocar que apoyan a unos o a otros con base en hechos puntuales de su programa es un cuento. La tendencia parece ser un voto que castigue al gobierno de turno en represalia por cómo administra el Estado. Eso favorece a la oposición que, en buena parte, es vista como un cambio de cara, pero sin modificación de las conductas.

Pero llega un momento en que esas costumbres de los políticos (de gobierno u oposición) hacen crisis. El 15 de mayo de 2011 (15-M) se dio inicio a una serie de protestas en la Puerta del Sol de Madrid, en donde miles de personas –principalmente jóvenes– se reunieron para protestar contra lo malo del sistema político. La convocatoria se hacía por las redes sociales, sin identificar a líderes puntuales. Esta generó la protesta de la sociedad, en su conjunto, pues la participación era abierta a todo aquel que quisiera expresarse, principalmente, debido a la crisis económica desatada por las medidas de los bancos contra los deudores hipotecarios, y por la decisión del Gobierno de “rescatar” a esos bancos sin tomar en cuenta a los ciudadanos. Esas injusticias sociales hicieron que mucha gente se identificara con los “Indignados”, que tenían como manual el Indignaos de Stéphane Hessel, uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en 1948. Entre las banderas que enarbolaban los indignados estaban humanizar la economía, denunciar la corrupción, el fin del bipartidismo PSOE-PP, la defensa del ambiente y el apoyo a Palestina.

Este movimiento se fue propagando a otros lugares. De esa idea de expresión pública surgió “la primavera árabe”, que terminó con gobiernos dictatoriales en el Medio Oriente, y propició el breve “Occupy Wall Street”, que cuestionó la forma cómo los bancos y la bolsa habían generado una gran crisis económica para luego ser protegidos por los políticos. El problema con estos movimientos es que no tenían estructura para ser tomados en cuenta. Así, los políticos se reían de aquel, pues lo veían como a un grupo de “locos” que no iba a ningún lado y no representaba ningún peligro para el statu quo.

Sin embargo, en España se ha dado un fenómeno interesante. La indignación que diera origen al 15-M se ha organizado alrededor de un grupo político llamado Podemos, que tiene patas arriba a los otros políticos españoles. Este movimiento ha logrado niveles de apoyo sin precedentes en España. Al momento de escribir este artículo, tiene más de 250 mil inscritos. En las elecciones al parlamento europeo, Podemos sacó cinco diputados con solo 100 días de haberse formado. Además, según la última encuesta es el partido con más apoyo electoral, lo que indica por qué lo han dejado de ver como un grupo sin importancia. De hecho, no hay programa de opinión que no incluya a algún vocero del partido “de moda”, pues de la noche a la mañana se ha tornado en el grupo que todos quieren escuchar.

Podemos tiene métodos que chocan con el modus operandi de los políticos tradicionales. Sus voceros (profesores universitarios y académicos) hablan y proponen con base en lo que obtienen de constantes intercambios con la gente. Funciona como un cabildo abierto permanente, que se facilita gracias a la ayuda de las redes sociales. Así, desde sus propuestas constitutivas (que pueden leerse en www.podemos.info) hasta su selección de dignatarios se ha hecho directamente con toda su membresía, a través de plataformas digitales y de internet. Esto hace que ese cuarto de millón de españoles se sienta tomado en cuenta para todas las decisiones del partido, a diferencia del método tradicional en el que los dirigentes solo se acuerdan de los miembros el día que requieren del voto.

Además, retan la forma como suele funcionar el sistema. Recientemente, después de los resultados de la última encuesta, los voceros de Podemos fueron invitados a reunirse con entidades financieras. Su condición fue reunirse, pero que al terminar las reuniones se hicieran públicos los temas tratados. Eso no agradó tanto a los banqueros, acostumbrados a cubrir sus interacciones con el poder y con un velo de secreto.

Al final, quién sabe si Pablo Iglesias y su grupo llegarán a ganar unas elecciones. Pero, lo que sí es un hecho es que presentan una manera fresca, diferente y muy democrática de hacer política, aparentemente más orientada a los intereses del ciudadano y no a las cúpulas de los partidos. Si ellos pueden, ¿será que “Podemos”?...@drpichel

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código