METRO DE PANAMÁ

Políticas de urbanismo y movilidad: Orlando Acosta Patiño

Información proveniente del diagnóstico de la región metropolitana del Pacífico panameño, proyecto promovido por la alcaldía bajo el alcance de una iniciativa de cooperación, de Ciudades Emergentes, del Banco Interamericano de Desarrollo, revela que la ciudad de Panamá es de las urbes con más altos valores de emisión de gases de efecto invernadero en América Latina. Esta información se presentó en los talleres que convocara –en septiembre pasado– la Dirección de Planificación del Municipio de Panamá.

El funcionamiento del hub de las Américas, en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, aporta altos tonelajes de gases invernadero proveniente de los aviones que llegan y salen de la terminal. El aeropuerto se expande más y más, para atender la creciente demanda de vuelos. Ya Tocumen S.A. anunció el viaje más largo –de 17 horas– hasta Dubai y se alistan, en fila, las aerolíneas turcas, alemanas y las de la bolita del mundo, amén, para volar y operar desde Panamá.

El otro segmento importante que aporta a las emisiones totales y al calentamiento global, es el transporte privado. Este tiene como fuente los motores de los automóviles particulares. Información pública detalla que el comercio automotriz había vendido –hasta el mes de agosto– 40 mil 917 autos nuevos, lo que indica un ritmo de crecimiento sostenido de este negocio. La política de importación de vehículos va a contramano de las iniciativas que promueven la modalidad colectiva, que impulsa la inversión del Metro, como alternativa de transporte. El Gobierno, bajo la Secretaría del Metro, ya inició la construcción de la línea 2 y se planifica la 3 hacia el sector oeste, que incluye un nuevo puente sobre el Canal, en el lado del Pacífico.

Con relación a las iniciativas para incentivar el uso del Metro, los municipios de Panamá y San Miguelito no han sido capaces de promover la construcción de estacionamientos, a pesar de haber transcurrido más de un año desde que se inauguró la línea 1. Es decir, no hay espacios públicos en las terminales del Metro de Albrook, San Miguelito y San Isidro para que los conductores dejen sus autos y utilicen el Metro.

Con relación a las aceras de acceso, la mayoría es un desastre en contraste con los amplios accesos que dejó el Metro. Ni la ciudad ni el Ministerio de Obras Públicas han sido capaces de establecer un puente entre las aceras de las calles y el Metro.

En tanto, la Caja de Ahorros promueve préstamos para la compra de automóviles y acentúa la solución privada del transporte. Esto va de la mano con la publicidad de los promotores de casas que –a nivel del mensaje de venta– anuncian la solución de viviendas, con auto incluido. El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) promueve y construye para las ciudades de Panamá y Colón proyectos fuera de los cascos urbanos. El proyecto de Renovación de Colón propone 5 mil soluciones habitacionales en Los Lagos, ignorando la oferta de servicios e infraestructura existente en la isla Manzanillo. En el sector Pacífico, con Techos de Esperanza se sigue expulsando gente a los proyectos sociales del sector de Arraiján y La Chorrera. El Miviot no promueve proyectos en el casco urbano de la ciudad de Panamá ni el de Colón. La isla Manzanillo y el barrio La Exposición ofertan la más completa red de infraestructura, servicios y conectividad, pero están (y se quieren) vacíos. Tampoco se promueven viviendas –accesibles en precio– a lo largo del eje de la Domingo Díaz, en donde se construye la línea 2 del Metro. Los nuevos proyectos desde el Miviot obligarán a los ciudadanas a salir de Colón o bien cruzar el Canal de Panamá por los saturados puentes de las Américas y Centenario, en automóviles particulares financiados por la Caja de Ahorros, añadiendo toneladas de gases a la atmósfera.

Hay contradicciones profundas en todo el esquema de políticas públicas que proclama la administración de gobierno. Las acciones están en completa riña con los objetivos ambientales y funcionales que persigue modificar el perfil urbano y ambiental del gran espacio metropolitano del Pacífico en Panamá.

Las políticas de desarrollo sectorial y las inversiones públicas y privadas son formuladas y ejecutadas de manera contradictoria, y parecieran atender intereses particulares del negocio de importación de carros o construcción de casas, que no satisfará a largo plazo el beneficio de la colectividad.

Queda, entonces, seguir haciendo un balance objetivo y llamar la atención a la participación ciudadana (no a la sociedad civil organizada, que ha demostrado que también atiende intereses particulares y no colectivos), para la discusión de estos temas. Urge atender, de manera integral y de forma coherente, lo urbano, lo ambiental y la movilidad, con una visión final de desarrollo y sostenibilidad ambiental.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código