PROPUESTA

Poner fin al monopolio de los partidos: Exonobel Quintero Almanza

Con el inicio del debate sobre las reformas al Código Electoral, se abre un espacio de movilidad social y ciudadana que, con suficiente entereza, debe comprometer a la Iglesia, a las organizaciones de trabajadores, maestros, campesinos, pueblos originarios y profesionales a involucrarse, de manera activa, para impedir que su discusión solo sea decidida por los lacayos al servicio de la plutocracia panameña, que han convertido a los partidos políticos en una franquicia vinculada a sus intereses económicos, y que manejan como si fueran de su propiedad privándolos de toda dinámica dirigencial y vida democrática a lo interno de cada uno.

Para nadie es un secreto que los líderes de los principales partidos políticos del país son dueños de cadenas de supermercados, industrias licoreras, bancos, y que los utilizan como trampolín para alcanzar la administración del Estado. Por esto, es imperativo que el bloque de reformas electorales contemple, además de lo ya consensuado entre ellos, la liberalización restrictiva del 4% de adherentes, como condición para crear un partido, porque con ello privan a los ciudadanos de ejercer su derecho político-humano.

A esto se suma la “cultura de la chequera” que se ha institucionalizado, con la complicidad silenciosa de los magistrados del Tribunal Electoral. Estos tienen la guarda y tutela de los derechos políticos y deben garantizar que se ejerzan sin restricciones que mediaticen su pleno ejercicio. Así como para el sector laboral, cuando se trata de consensuar acuerdos en materia económica, se invoca el principio de salario mínimo, así también cuando se trate de derechos políticos de ciudadanía, las restricciones deben partir de la condición de mínimas.

Reducir la condicionante del 4% por un 1% como mínimo para formar un partido político sería sin duda una posibilidad real para que grandes sectores de la sociedad civil incursionen en la vida partidaria, con libertad y afán de contribuir a la construcción de una nueva patria rica, diversa, con justicia e igualdad de poder para todos sus ciudadanos. Será, también, la finalización de la era de los enfermos plutócratas enquistados en las direcciones de los partidos, que solo quieren llegar al gobierno para extender sus negocios, asaltando los recursos del Estado, y para acumular más dinero como único propósito de vida.

El cambio de la condicionante del 4% por el 1% es el verdadero talón de Aquiles que posibilitará la estampida de los carteles y mercaderes que mantienen el control y secuestro de la vida partidaria, y dará pie a la instauración de la democratización del sistema electoral panameño. Por la igualdad de los derechos políticos humanos de la ciudadanía.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Para las próximas 72 horas la alerta estará vigente para Chiriquí, Veraguas, Coclé, Colón, Los Santos, Panamá, Darién y la comarca Ngäbe-Buglé.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Incremento de lluvias y vientos Alerta verde para siete provincias y una comarca

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código