MENSAJE

Si no es mucho pedir, señor Presidente: Gloria Melania Rodríguez Molina

Ahora que nos preciamos de logros que merecerían reconocimiento oficial: el Premio Gates en Salud Pública Global, el más prestigioso del mundo, a una organización dirigida por el médico panameño Jorge Motta; por ser el segundo país latinoamericano en competitividad económica; por la próxima distinción al pintor Aristides Ureña, en Bruselas; por la vigésima limpieza de playas y ríos, o por ser sede de la reunión preparatoria de la ONU sobre cambio climático, por mencionar unos cuantos, encuentro oportuno escribirle estas palabras, señor Presidente.

Antes que me descalifique, soy una ciudadana que no está inscrita en partidos, que no ha trabajado en el Gobierno ni en empresas cuyo socio o dueño sea político; tampoco soy periodista, abogada, médico o sindicalista; soy ciudadana panameña, menor de 35 años, madre de tres hijos; y me preocupa la seguridad, las oportunidades y los valores que perdemos.

Hay momentos históricos que no queremos repetir; en cambio, nos interesa vivir en una sociedad económicamente estable, pero con libertad, paz, seguridad y justicia, y eso lo niega la acumulación de poderes del Estado en una sola mano.

No nos interesa la segunda vuelta, con reforma, con referéndum o como la pinten. Sabemos cuántos países la tienen, pero si de copiar modelos se trata, le pido que mejor copie al presidente Piñera, quien decretó 48 horas de duelo por el accidente aéreo donde murieron 21 chilenos, fue al lugar del accidente y dirigió los avances de la operación.

Nosotros perdimos a seis compatriotas en un accidente similar, en Darién, y a usted solo lo escuchamos prometer el reemplazo de las viejas aeronaves y una indemnización para las familias, la que, como casi todos sus impulsos, quizás no cumpla, porque no habrá de dónde sacar el dinero.

O cópiese de la gallardía del presidente Mujica, de Uruguay, que no vaciló en pedir perdón al pueblo haitiano por el escándalo que protagonizaron sus soldados en Haití. ¿Ya olvidó que en julio de 2010 nos horrorizaron los letales abusos policiales en Changuinola, reiterados luego sin escrúpulos en el Centro de Cumplimiento de Tocumen?

Hay un pueblo digno al que no se le calma con becas o con dádivas extraídas del erario; no se calma repitiéndole su gastado discurso electoral. Y ya quizás tampoco se calme con unas disculpas obligadas. Las últimas campañas electorales nos dejaron hastiados por tanta falsía y perversidad. ¿Se imagina cómo quedaremos después de dos rondas?

Dado que es obvio que no está rodeado de los mejores, otra promesa incumplida, sino al contrario, le escribo para pedirle menos publicidad, menos eslóganes populistas, menos promesas ni poses de semidiós y, si es posible: dé el ejemplo, no más mentiras. Acepte críticas, la diversidad de pensamiento y, por favor, haga su trabajo según las cláusulas del “contrato laboral” que firmó con el pueblo en 2009. Si no es mucho pedir, señor Presidente...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código