MIRADA INTERNA

Pro mundi beneficio: Juan Planells

Es frecuente recibir delegaciones de profesores y estudiantes universitarios, atraídos al país para comprobar en el lugar de los hechos las ventajas ofrecidas por Panamá, a través de su sistema logístico que facilita el comercio mundial. Vienen ansiosos por descubrir el eslabón que añade competitividad a la cadena productiva, dinamizando el desarrollo gracias a su posición geográfica, un Canal, un tren interoceánico, un hub aéreo y complementado por facilidades portuarias comparables con otros centros mundiales líderes de la actividad comercial.

Por esta razón, nos sorprende conocer las bajas calificaciones que recibimos en el índice de desempeño logístico, recientemente publicadas por el Banco Mundial. Las cifras, resultado de encuestas aplicadas a gerentes de empresas en Panamá, colocan al país en el lugar 61, dejándonos aventajar en Latinoamérica por Brasil, México, Argentina y Perú. Según el informe, tenemos una complicada tramitología en las fronteras, baja competitividad en el manejo de carga, poca capacidad de monitorear embarques, y frecuencia irregular de llegada de barcos.

¿Quién se imaginaría que el país que se ha convertido en un modelo de facilidades logísticas para el resto del mundo, aproveche tan poco para sí las ventajas que tiene, validando la frase de “en casa del herrero, cuchillo de palo”? Lo cierto es que en esto, como en muchas otras ventajas para hacer negocios aquí, una cosa es el Panamá para beneficio del mundo, y otra lo que de esto es aplicado en nuestra propia tierra.

Después de más de 10 años de recuperado el Canal no hemos logrado integrarlo plenamente a nuestra economía, excepto por los beneficios que deja el paso de barcos. Es poco lo que vendemos a los cruceros que nos visitan y lo que aprovechamos de tarifas especiales que debieran recibir los productores panameños por el uso de sus puertos y de las navieras que utilizan nuestro principal recurso natural. Son escasos los marinos que se han enrolado en nuestra flota mercante, la mayor del mundo, y aunque se hable mucho de esto, ni la agricultura ni la industria manufacturera han logrado crecer al ritmo que lo hacen los servicios que brindamos.

A los panameños siempre nos ha resultado difícil trasladar el crecimiento del sector servicios al agropecuario y al manufacturero, mediante políticas públicas orientadas al beneficio nacional, y lo mostrado por la logística, es una prueba más de que aún nos queda un gran trabajo por hacer para cantar un “himno por la vida”. La consecuencia de no hacerlo será la persistencia de los problemas de pobreza en las áreas alejadas del eje Panamá-Colón, y la necesidad de seguir subvencionando a un alto porcentaje de la población que merece acceso a oportunidades más que ayuda asistencial. Una frase como “pro Patria beneficio”, sería más inspiradora y serviría más a los propósitos de bienestar para los panameños, pues la caridad debe empezar por casa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código