CANAL.

Propuesta de ampliación no conviene a Panamá

Vuelvo a la carga, a riesgo de que los voceros del "sí", ya sean los ingenuos (aquellos que absurda y alegremente proclaman públicamente su "fe" en la ACP, como si aquella fuese una especie de divinidad impoluta) o los interesados (que egoístamente impulsan el "sí" porque aspiran a lograr su tajada en este millonario "pastel") me tilden de "politiquero", "negativo", y el resto de los necios calificativos que dispersan a los cuatro vientos; y a riesgo también de que este comentario de opinión sea olímpicamente suprimido (como ya me ha ocurrido) o que termine enterrado en una de las secciones menos leídas del periódico (como, misteriosamente, nunca parece ocurrirle a los del "sí").

Identifico cinco razones principales por las cuales resulta negativa para el país la propuesta de ampliar el Canal, construyendo un tercer juego de esclusas, presentada por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el 24 de abril pasado.

Primero, y contrariamente a lo argumentado por la ACP, la evidencia indica que el Canal llegará a su saturación mucho después del año 2012, por lo que la propuesta de ampliarlo hoy parece prematura y por ende implicaría un altísimo costo de oportunidad para el país. ¿Invertiría usted sus ahorros y se endeudaría para "ampliar" su negocio, a sabiendas de que no será sino hasta dentro de 20 años que el mismo trabajaría a plena capacidad?

Segundo, la propuesta parece ser un mal negocio. Importantes indicios apuntan a que los costos del proyecto están subestimados y a que sus ingresos potenciales están exagerados. Si, como parece probable, el proyecto costase cerca 8 mil millones de dólares; la tasa de crecimiento de la carga a largo plazo fuese inferior a 3% por año; y resultase inviable el aumento de 3.5% anual (real) de los peajes; entonces la rentabilidad del proyecto sería ínfima o negativa.

Tercero, ni el actual gobierno ni la ACP son entes confiables como para ejecutar un proyecto de tal magnitud y complejidad. Tampoco lo son algunos de los "asesores" internacionales contratados por la ACP, uno de ellos la tristemente célebre compañía Parsons-Brickerhorf, la principal responsable del fracaso del big dig, un macroproyecto público realizado en Boston (EU), cuyo presupuesto original era de 2 mil millones de dólares, pero cuyo costo final se estima que rebasará los 14 mil millones.

Cuarto, la propuesta de la ACP violenta las prioridades nacionales. Existen enormes necesidades sociales y económicas en Panamá que deberían ser atendidas mucho antes de comprometer las ganancias del Canal en un macroproyecto como éste que, para colmo de males, es un mal negocio y que solamente beneficiará a unos cuantos empresarios.

Y quinto, hay evidencia de que este proyecto podría poner en peligro el abastecimiento de agua del sector metropolitano de Panamá.

Por todo ello, en mi calidad de Secretario de Prensa y Propaganda de la "Unión Nacional por el No" (Unno), llamo al pueblo a votar "no" en el referendo del 22 de octubre próximo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código