BUENAS PRÁCTICAS

Reforestar con pequeños finqueros: Carlos Gómez

Panamá es un país que ofrece múltiples oportunidades para desarrollar actividades económicas, muchas de ellas con alta rentabilidad, sobre todo las relacionadas con el comercio, la banca y el turismo. Sin embargo cuando hablamos de actividades relacionadas a la tierra (agrícola, pecuaria y forestal) no parecen tan atractivas como las mencionadas anteriormente. Un aspecto que puede mejorar esta percepción es la inclusión del aporte ambiental de estas actividades, sobre todo la forestal, al equilibrio ecológico del país. Por eso es importante que en la medición del producto interno bruto, conocido como PIB, se refleje este aporte de los servicios ecosistémicos, sociales y culturales de estas actividades a través de las cuentas ambientales. Ante la disminución de la actividad agropecuaria, ¿Cómo podemos potenciar en nuestros campos estas actividades, pero de forma sostenible y con alta rentabilidad?

En la parte agrícola, debemos reconocer que somos un país con pocas tierras fértiles para actividades de este tipo, lo que obliga a los productores a usar abonos químicos y pesticidas provocando el agotamiento de estos suelos y, por ende, su productividad. En el caso de los ganaderos, se requiere un nuevo enfoque para pasar a producir en forma intensiva y no extensiva como ocurre ahora (una vaca es dueña de casi 1.5 hectárea). Por ejemplo, con pastos mejorados esta relación sube en promedio a cuatro animales por hectárea.

Si hablamos del sistema semiestabulado o estabulado, esta relación es astronómica. Y por último, en la actividad forestal, el pequeño productor no ve oportunidad de retorno económico a corto plazo y esto evita que invierta en reforestación.

Sin embargo, cuando se establecen incentivos adecuados (como ocurre en otros países como Chile, México y Costa Rica), esta actividad puede ser rentable y, por lo general, se complementa con las agropecuarias y de paso, mejora las condiciones ambientales y sube el valor catastral de la finca.

En Panamá existe un número significativo de productores agropecuarios que tienen fincas con superficies menores a 10 hectáreas. Si se promueve una nueva alternativa, como un “Programa de Inversión Forestal para el Pequeño Productor”, podríamos reforestar una superficie considerable y generar nuevos ingresos para estas personas.

La empresa privada también puede asociarse con los dueños de pequeñas fincas y plantar árboles a través de convenios o alianzas con las reglas del juego claras.

El programa propuesto puede establecer metas anuales de superficie reforestada, por ejemplo, 10 mil hectáreas por año. Esto permitirá que el propietario rural recupere terrenos improductivos o degradados y diversificar su producción agropecuaria con la forestal. El fondo semilla para este programa puede ser un pequeño porcentaje del alza del peaje del Canal de Panamá y otras fuentes internacionales que reconozcan la captura de carbono y paguen por ello.

Actualmente muchos de estos pequeños finqueros no tienen acceso a crédito ni a tecnología adecuada para preparar los suelos, tener buenos plantones de especies maderables, frutales y forrajeras, acceso a asistencia técnica, por lo que el programa le brindaría esa oportunidad.

Por otro lado, las instituciones de gobierno y las ONG especializadas en recursos forestales pueden apoyar con programas adicionales de extensión forestal para brindar asesoría técnica y capacitación.

En esta iniciativa lo importante es que el pequeño propietario rural no tiene que vender su tierra y puede obtener un beneficio considerable al igual que el Estado, al aumentar la cobertura boscosa, generar empleos y mitigar el calentamiento global.

Hoy día muchas comunidades del interior están sufriendo los embates de la sequía, afectando sus cultivos y animales por lo que estos nuevos bosques plantados pueden mitigar estos efectos y producir ingresos sustanciales para su familia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código